Nueva medida cautelar de los vecinos del área Centro

Ante el informe municipal que reconoce que las edificaciones se hicieron sin tener en cuenta la ordenanza sobre impacto ambiental, los vecinos del Área Centro ampliaron la demanda inicial y solicitaron una nueva medida cautelar.
Piden suspender la construcción y obras de los edificios demandados ya sea que se encuentre en inicio, trámite de construido y próximos a concluirse y concluidos y no habitados.

Que a los edificios construidos y habitados se les otorgue un plazo de 60 días para los estudios de impacto con participación de los vecino, bajo apercibimiento de proceder a su clausura de habitabilidad.

Sostienen en su presentación ante el juez que la vigencia y aplicación de la ordenanza 12745 está fuera de toda discusión y que el Tribunal se debe limitar a aplicar tal normativa sin hacer distingo entre construcciones iniciadas, a medio construir y terminadas y habitadas.

Indican que " lo que quiere el legislador con la ordenanza en cuestión es evitar la degradación del medio ambiente y el nivel o calidad de vida de los ciudadanos y si la obra se hizo y está construida y habitada, el estudio debe hacerse lo mismo para evitar peores perjuicios al medio ambiente.

Apuntan que los demandadas al construir en jurisdicción municipal se someten al derecho vigente y sabían de la existencia de la ordenanza; ex profeso la incumplieron y la Municipalidad dejó ex profeso o que incumplan tales normas".

"A la luz de la normativa en cuestión las construcciones realizadas son clandestinas y ruinosas".

La ordenanza no hace distinción entre construcciones iniciadas, terminadas y habitadas; se refiere a la construcción , proyecto u obra que lo incumpla".

La nueva presentación de los vecinos ante el juez Cabral Duba expresa que la ordenanza 12745 y la Ley Provincial de Medio Ambiente (Nº7070) se dictaron para evitar que el medio ambiente se degrade, de allí la obligatoriedad de someterse a esas normas, tras lo cual se preguntan por qué fueron incumplidas?

Responden inmediatamente en el escrito que : "La respuesta no es otra , por la sencilla razón de que se está frente a un inmenso negocio inmobiliario y que la Municipalidad sabe, calla y oculta y por qué no preguntarnos si participa".

Añaden que resulta inadmisible la conducta de los demandados, traducida en la intención de incumplir la normativa vigente, modificando por su propia voluntad y acción los estándares establecidos en las normas vigentes y puntualiza que el concepto de Nación ligado al Estado de Derecho repele cualquier pretensión de apropiación individual o sectorial de poder".

Para los vecinos, el informe municipal que admite que los edificios no tienen Certificado de Aptitud Ambiental introduce un nuevo elemento y es fundamento fáctico de la nueva medida cautelar, ya que surge la violación a la normativa por parte de propietarios y Municipalidad.

Comentá la nota