Nueva legisladora juecista reconoció que trabajó para el negrismo en la interna radical

"Trabajé para mi amigo Pablito Cáceres", dijo ayer a LA MAÑANA Sara Díaz de Malone, quien reemplazará en la banca del bloque juecista al renunciante Miguel Ortiz Pellegrini.
De esta manera, reconoció haber participado en la última interna radical a favor del candidato del negrismo, pese a tener la afiliación suspendida por haberse presentado como candidata suplente por el Frente Cívico y Social (FCyS) en la elección del 2 de setiembre de 2007.

Díaz de Malone aseguró que le llevó votantes a Cáceres en la interna de la seccional Once, realizada el 20 de setiembre pasado, "sin consultar a nadie", y sólo por la amistad que la une con el joven candidato del núcleo Alternativa y Renovación (AyRE), que preside Mario Negri.

La futura legisladora del FCyS fue protagonista de un incidente en aquella interna cuando, al ser advertida por representantes de las otras tres líneas (la mestrista Confluencia, la nicolasista Fuerza Renovadora y la becerrista Identidad Radical) en la Escuela República de Venezuela se la expulsó y, luego, mediante un documento conjunto protestaron por su sorpresiva aparición.

La sospecha que provocó es que el juecismo haya trabajado "por abajo" para que el candidato de Negri derrote al de Ramón Mestre, como tributo al primero por su esfuerzo aliancista (a diferencia del concejal, que se opuso), aunque haya sido frustrado.

En la Once -única seccional donde no se llegó a un acuerdo-, igualmente, ganó la mestrista Eulalia González por 667 votos contra 450 del negrista Cáceres.

A media máquina

"Lo ayudé, pero no le di una gran mano, si no hubiese ganado", se disculpó Díaz de Malone por la derrota.

"Mi naturaleza es radical", afirmó esta dirigente de 58 años ("y 25 de militancia", agregó). También justificó su actuación en la elección de la UCR al transmitir, poética, que "cuando hay interna se moviliza el alma". En el juecismo pronto aprenderá que esa experiencia democrática es aún

inédita.

Esta dirigente tiene en su palmarés haber presidido el Comité de la seccional Once entre 2004 y 2006, mérito nada despreciable para una mujer en la UCR. Por entonces, militaba junto a Ortiz Pellegrini (antes lo había hecho justamente en el negrismo), por lo que desembocó en la candidatura suplente en la boleta uninominal por el departamento Capital. Por esa candidatura, su carnet de afiliación quedó suspendido.

Luego habría tenido diferencias con Ortiz Pellegrini, que en la Legislatura adjudican los maledicentes que fue por una cuestión de cargos, y ahora ella misma se define como "juecista". "Mi referente es Luis Juez, pertenezco al Frente Cívico y voy a responde total y ampliamente", aclaró, y despejó con ello el rumor de que en el bloque radical especulaban con la posibilidad de atraparla una vez que pise el recinto para llevarla hacia allí. "Voy a integrar el bloque del Frente Cívico", ratificó. Díaz de Malone explicó que en el juecismo "me siento contenida".

Comentá la nota