Una nueva inundación conmovió a Venecia

El fenómeno del "agua alta" alcanzó 1,56 metro, el máximo nivel en 22 años en la famosa ciudad de los canales.
Venecia quedó anegada ayer por el fenómeno del agua alta, que alcanzó 1,56 metro sobre el nivel del mar, récord para los últimos 22 años. Esto, sumado a una huelga nacional de transportes, dejó paralizada la ciudad.

La Oficina de Mareas del Ayuntamiento había lanzado un alerta, ante la posibilidad de que el agua superara 1,60 metros, lo que no ocurría desde 1979 y que habría causado la inundación de todo el territorio. Pero más tarde cambió la dirección del viento, se hizo más moderado, y las aguas comenzaron a retirarse.

El acqua alta se debe a dos circunstancias adversas, que se abatieron desde hace días sobre la ciudad lacustre. Por un lado el temporal de lluvia, nieve y vientos fuertes que afecta desde hace varios días al norte de Italia. Y por el otro el siroco, el viento del sur, que empuja las aguas del mar Adriático hacia el interior de la ciudad.

La ciudad de los canales vivió ayer una pesadilla, debido a que el agua alta obligó a suspender durante varias horas los servicios de transporte público, como el clásico vaporetto y el ferry. Por la mañana sonaron las sirenas, para advertir del riesgo tanto a los venecianos como a los turistas, y el alcalde, Massimo Cacciari, pidió moverse lo menos posible.

Poco después del mediodía, el 80% de las calles de la ciudad y la plaza San Marcos -el centro turístico de la ciudad y uno de los puntos más bajos- quedaron cubiertas por las aguas, y los desplazamientos se hicieron muy difíciles.

No sirvieron de mucho las pasarelas de madera que suelen ponerse para los peatones cuando hay agua alta. En los puntos más bajos de la ciudad, las botas de pesca resultaron inútiles. Habitantes y visitantes se subieron a sillas y mesas de bares y restaurantes, para no quedar sumergidos hasta la cadera.

El presidente de la Región del Véneto, Giancarlo Galán, criticó que no se hubiera previsto el alcance que tuvo el fenómeno: "Es el décimo episodio más grave de marea alta de los últimos cien años. A las 8 de la mañana, la Oficina de Mareas fue incapaz de prever lo que iba a suceder dos horas después".

"Se trata de previsiones cautelares -replicó el responsable de ese servicio, ingeniero Paolo Canestrelli-. Las previsiones astronómicas son una cosa; las meteorológicas que influyen sobre el agua son otra".

La última vez que hubo un agua alta de estas características fue en febrero de 1986, con 1,58 metro. Pero el récord sigue siendo el del 4 de noviembre de 1966, cuando la marea alcanzó 1,94 metro. Venecia, que está a apenas un metro por encima del nivel del mar, es conocida por sus frecuentes inundaciones, en las que a menudo la Plaza San Marco queda tapada por el agua. Investigadores presumen hace un tiempo que el cambio climático podría empeorar el problema. El nivel del mar ya es unos 24 centímetros más alto que hace cien años y, en la actualidad, el agua sube un promedio de tres milímetros por año. Además, las columnas de madera sobre las que está basada la ciudad se van hundiendo lentamente. En los últimos años hubo cada vez más inundaciones. Mientras que en 1925 apenas se registraban siete al año, en los últimos años fueron más de 50. Para hoy, se anuncia que el agua alta descenderá hasta 90 centímetros.

Comentá la nota