La nueva integración del Concejo ya tuvo sus primeros chispazos

Un importante marco de público acompañó a los nuevos concejales que anoche asumieron sus bancas, ratificando la mayoría absoluta del Movimiento Vecinal, que ahora tiene 11 ediles, y concretando la vuelta al cuerpo del radicalismo y del Partido Justicialista en su denominación original.
Sin embargo, no todo fue emoción y agradecimiento, ya que una vez dispuestos en las nuevas bancas, la UCR y el PJ protagonizaron los primeros cruces con el oficialismo por la designación de autoridades.

Tras el juramento de Mónica Capellari, Ricardo Ravella, José Dam, Gustavo Zamora y Victoria Larriestra, por el MV; Raúl Alí y María Marta Naveyra, por la UCR; y Martín Garate y Valentina Pereyra, del PJ, los recién llegados a la oposición legislativa reclamaron, en las palabras de Martín Garate y María Marta Naveyra, la vicepresidencia primera para la UCR y la segunda para el PJ, como hubiera correspondido en virtud del resultado electoral, aunque no obtuvieron respuesta favorable. En esos puestos se designó al vecinalista Juan Manuel Furmento y a Valeria Alonso, del ahora unibloque Movimiento 8 de Octubre, además de ratificarse a Ricardo Ravella en la presidencia.

Poco antes, los ediles salientes Pablo Abraham, Mario Holsman, Amanda Aguer, Francisco Couso, Adriana Guerrero, Hugo Dello Russo, Marta Fortunato y José María Marcolongo se despidieron de sus bancas con palabras de agradecimiento y, en los casos opositores, reflexiones acerca de las dificultades que la mayoría propia del oficialismo trajo a la labor legislativa.

Comentá la nota