Nueva incubadora para el Hospital

Con motivo de la celebración del cumplimiento de sus primeros cincuenta años, la empresa Remonda Castro y Compañía, concesionario John Deere en Rafaela, donó una incubadora de última generación para la sala de Neonatología del nosocomio local. (foto: J.J. Silvestre)

La firma "Remonda, Castro y Compañía" en horas de la mañana de ayer, entregó una incubadora de última generación para la sala de Neonatología del Hospital local Jaime Ferré.

Ana María Castro, una de las representantes de la firma explicó que al cumplirse el aniversario número cincuenta de la fundación del concesionario John Deere en Rafaela, consideraron que el mejor modo de festejarlo, era con toda la comunidad: "Hoy, un primero de febrero de 1960, mi padre con un grupo de socios inició este emprendimiento, ´Remonda, Castro y Compañía´, concesionario John Deere. En homenaje a estos primeros cincuenta años que estamos festejando, decidimos donar al hospital un elemento de necesidad como es una incubadora para Neonatología".

Para poder satisfacer con exactitud alguna de las carencias que padece el hospital rafaelino, la señora Ana María Castro se contactó con el Director del establecimiento sanitario, Doctor Roberto Vitaloni. Al respecto, Ana explicó: "Nos entrevistamos con el Doctor Vitaloni, y preguntamos, nos asesoramos acerca de qué es. Y si bien a mí me gustaba la idea porque sabía que hacían falta más incubadoras, él me lo ratificó y nos inclinamos por esta donación".

Asimismo, la representante de la empresa destacó: "Nos pareció que ésta era una de las áreas más necesitadas. Y es como que siempre Neonatología es la que te inspira más sentimiento, más alegría. Yo la conozco por otro evento que he participado acá adentro, pero nos pareció que esto era lo más necesario".

Es importante aclarar que una unidad como la que fue donada por la familia Castro asciende a un costo de veinticinco mil pesos aproximadamente.

"Esto queda para siempre, y por ahí, organizar un festejo con cena y baile, era para un grupo reducido de personas y siempre te queda la duda de si en realidad invitaste a todos, a los que se lo merecían. En cambio esta donación es para toda la ciudad"; puntualizó Ana Castro.

Por otro lado, el Doctor Carlos Mastrandrea, Jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Jaime Ferré, indicó: "Estamos recibiendo una incubadora Medix de última generación, que es algo sumamente importante para nuestro servicio porque teníamos tres incubadoras que fueron dadas de baja por obsoletas; o sea que no podían tener más reparación. Y las reemplazamos por una unidad nueva".

Además agregó que el servicio tiene unas cuantas incubadoras como ésta. Es decir, afortunadamente, por la colaboración de empresas de nuestra ciudad, nos vemos nosotros sumamente agradecidos porque se acuerdan de la sala de Neonatología del Hospital, y es sumamente importante el aporte que hacen.

En cuanto a la vida útil de este tipo de incubadoras, el Doctor Mastrandrea manifestó: "Es para siempre porque esto no es una cosa que queda en desuso a corto plazo. La vida útil de esta incubadora es por muchos años, por diez o veinte años quizás. En otros países el reemplazo es mucho más rápido, pero a nosotros nos toca hacerlo en un tiempo mucho mayor".

También comentó que en este momento disponen de cinco incubadoras y una servocuna cuna, cuando en realidad deberían contar con diez para que el servicio pueda considerarse suficiente. "O sea, con ésta incorporamos una más, pero faltarían todavía otras que esperamos conseguirlas en algún momento"; añadió el Jefe de Neonatología, al tiempo en que destacaba que estas incubadoras se fabrican en Buenos Aires y tienen una tecnología muy avanzada. No tienen nada que envidarle a un aparato hecho en el exterior.

Cabe aclarar que el aparato donado por la firma "Remonda, Castro y Compañía" en su 50 aniversario, es una incubadora de terapia intensiva microprocesada. La misma cuenta con un módulo de control microprocesado de temperaturas de piel y aire, movimiento continuo de Trendelemburg y Anti-Trendelemburg +/-10º, siete alarmas audiovisuales, portachasis de rayos X, doble pared, microfiltro de aire y oxígeno, ajuste electrónico de altura y una amplia variedad de accesorios.

Sin embargo, sin restarle el mérito que se merece dicha tecnología, el Doctor Mastrandrea dijo que a la incubadora, que es un aparato, se le agrega la función de la enfermera que es sumamente importante, más aún en un servicio de estas características para la atención de un bebé. No es tener la incubadora sola, es tener el personal que sepa manejar al bebé y manejar la incubadora. Si no, no sirve de nada. El personal es sumamente importante.

Por último, Ana Castro sumó la alegría de la lluvia a los festejos del aniversario de la empresa: "La lluvia del día de hoy es espectacular. Se suma a nuestros festejos ya que había unos cuantos lugares dentro de la zona que nosotros vendemos que estaban muy faltos de agua. Entonces, esto viene a sumarse a nuestro festejo de los cincuenta años".

Comentá la nota