Nueva forma de turismo "gasolero" al que se suman los argentinos

Nueva forma de turismo "gasolero" al que se suman los argentinos
Se llama "couchsurfing" e implica que las personas reciben a turistas en sus casas de forma gratuita, para después tener el mismo beneficio cuando uno viaja

El "couchsurfing", una nueva forma de hacer turismo de bajo presupuesto y que implica ser miembro de una red global de viajeros que aloja gratis a otros para recibir las mismas comodidades, ya es un éxito en la Argentina, al punto que 14.322 personas de nuestro país ya lo practican.

La idea surgió hace cinco años en los Estados Unidos y ya consiguió sumar a 1.300.000 miembros en 60.000 ciudades, siendo Buenos Aires una de las que más reciben gente, ubicada en el puesto número 13.

El término "couchsurfing" significa hacer "surf de sofá en sofá" y no tiene ninguna condición, excepto la de recibir totalmente gratis a otras personas en el departamento de uno, que seguramente dormirán en el sillón del living.

Este es el caso de Mariano Blanco, del barrio porteño de Almagro, quien en las últimas semanas recibió a norteamericanos, australianos, franceses, alemanes y polacos. A la hora de explicar por qué lo hace, indica: "Somos gente que se ayuda solo por el hecho de ayudar".

Cómo se consigue alojamiento

El sistema que se emplea es bastante sencillo y depende de la buena voluntad de la gente. En el mismo, cada usuario tiene un perfil, donde se describen ciertos aspectos de su vida, su historial de viajes y hasta sus gustos y pasatiempos.

La persona que quiera realizar un viaje, envía un mensaje a los potenciales anfitriones una semana antes del arribo y este decide si lo acepta o no, de acuerdo a si son compatibles. Una vez que se retira, los huéspedes y los propietarios del sofá se votan entre sí para que los otros usuarios vean los pro y contras de ambos, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota