Nueva forma de cálculo para la tasa por CVP

Tras las quejas de los frentistas de distintos sectores de la ciudad sobre el fuerte aumento que presentaron las últimas boletas de la Tasa por Conservación de la Vía Pública, unieron a concejales y funcionarios para el análisis de nuevas alternativas.
Al parecer, dado que se trata del cumplimiento de la Ordenanza Fiscal vigente, no puede haber marcha atrás con los incrementos registrados en el cobro del servicio a vecinos de cuatro barrios: Fátima, 11 de Julio, Prado Español y El Molino.

Pero la comisión conformada por los ediles y representantes de la Secretaría de Economía municipal terminará mañana de definir una nueva fórmula para aplicar desde el año próximo, en base a los metros cuadrados de superficie de una casa, el tipo de iluminación pública que recibe en esa cuadra, si es calle de tierra y otros factores más que se observarán.

La idea es que no sea tan fuerte el aumento y lleve a los vecinos a pagar sumas importantes por CVP. No obstante, a las facturas con vencimiento en septiembre y noviembre, que contemplan en algunos casos hasta un 200% más de lo que se venía pagando, los frentistas deberán hacerse efectivas.

La secretaria de Economía, Malena Baro, había indicado que estas variaciones corresponden a una mejor y mayor prestación del servicio que se da a esos domicilios desde hace varios años, en cuanto a recolección, barrido y luminarias en la vía pública. Por eso, ahora la comuna decidió corregir las categorizaciones, actualizándolas en función de lo que estaban recibiendo los vecinos.

La sorpresa fue mayúscula: los frentistas de distintos sectores de la ciudad denunciaron haber recibido fuertísimos aumentos para el pago de este servicio, como por ejemplo boletas de $32 que se transformaron en $80, o subas de $62 a $135.

Nueva fórmula

Sobre los encuentros que se están realizando, la representante del MID María Teresa Lawler explicó que "se está avanzando en el diálogo, porque se hacen reuniones todos los miércoles con la secretaria Malena Baro y el director de Ingresos Públicos, Ariel Bianchi, que es ampliada para todos los concejales que deseen asistir".

"En la Ordenanza Fiscal Impositiva, desde hace muchas décadas, se viene manejando una forma de cálculo para la Tasa por Conservación de la Vía Pública (que antes era Barrido, Alumbrado y Limpieza), que ahora está desfasado y no es justo", indicó.

La concejal puntualizó que "de este modo, se está trabajando en nuevas formas de cálculo, pero cuando se cambian estos parámetros las cosas pueden no salir como uno piensa. Hay que recordar lo que pasó hace cuatro años con la Tasa de Habilitación, oportunidad que se cambió y algunos comerciantes pagaron hasta cuatro veces más".

"Para evitar este problema, se analiza una base de cálculo y se aplica en distintos casos, dividiendo la ciudad en zonas, en calles de tierra con barrido manual y dos o tres luminarias, para ver cómo influye esta tasa", precisó.

Asimismo, resaltó que "con esto puede verse si significa un aumento muy importante para los vecinos, si es razonable o deja las cosas como están".

En este marco, adelantó que en la reunión que se realizará mañana miércoles "tendremos un mapeo de la ciudad con una buena cantidad de contribuyentes, para ver los efectos la nueva fórmula de cálculo", agregando que "según dice la contadora Baro, puede haber casos de personas que pasen a pagar menos que en la actualidad".

Sin vuelta atrás

En lo que hace a los contribuyentes que sufrieron aumentos de hasta el 300%, Lawler dijo que "se plantea el caso de lo mal que está la base de cálculo, porque si se aplica como debiera, provoca estos importes tan grandes".

"Ahora, esto está previsto en la Ordenanza Fiscal, y como sucede con todas, hay que cumplirla. Al haberse hecho desde Economía las recategorizaciones siguiendo las pautas establecidas, ya no pueden volver atrás", señaló.

La representante del MID sostuvo que "si recategorizan un barrio y dan marcha atrás, van a dar incumplimiento a la Tasa y tendrán problemas con el Tribunal de Cuentas. Por eso, lo que ya está es cosa juzgada, queda de esta manera".

"Personalmente consulté a los funcionarios sobre la posibilidad de saldar en dos veces estos dos vencimientos que quedan, de septiembre y noviembre, pero nos dijeron que no se puede y ya está", agregó.

También dijo que los funcionarios municipales "se comprometieron es a parar con la recategorización, que afectó a cuatro barrios: Fátima, Prado Español, 11 de Julio y El Molino. El resto quedará como actualmente hasta el 1 de enero, cuando se aplicará la nueva base de cálculo que estamos analizando".

"Acá el error, según reconocieron los propios funcionarios, es que no se avisó a los vecinos, que se encontraron con un papel que indicaba que debían pagar el doble y esto cae mal", contó.

Comentá la nota