Con una nueva excusa, el PJ postergó el tratamiento de proyectos sobre el dengue.

Pese a que en la sesión de la semana pasada el Concejo Deliberante aprobó un pedido de preferencia para que fueran tratados hoy los numerosos proyectos para la lucha contra el dengue, el justicialismo logró dilatar su tratamiento una vez más. Las iniciativas no sólo no fueron tratadas en la sesión de anoche, sino que podrían no ser debatidas en la próxima reunión.
El asunto no ingresó en el orden del día de ayer bajo el fundamento del oficialismo de que la comisión de Legislación General no había podido darle dictamen al proyecto del presidente del bloque justicialista, Guido Giacosa, que es la que impulsa el oficialismo.

Pero cuando el concejal del Frente Grande, Diego Saravia, pidió que el tema tuviese preferencia para la sesión siguiente con o sin dictamen de comisión, el justicialismo consiguió rechazar la moción con la ayuda del edil del Partido de la Victoria (PV), Gustavo Cecilia.

Contra el reglamento del cuerpo, el asunto fue votado en tres oportunidades, sin que se hubiese solicitado una reconsideración de la votación. En las primeras dos, el oficialismo perdió. Cecilia, que había apoyado la moción de Saravia en las dos ocasiones, votó por la negativa en la última, y el oficialismo, esta vez, se impuso.

Ante una nueva dilación del tratamiento de su proyecto, Saravia manifestó tener una "bronca hemorrágica".

Las iniciativas

Son dos los proyectos que plantean un plan de lucha contra el dengue. Por un lado, el proyecto unificado de Saravia, y de la concejala del Partido Obrero (PO), Cristina Foffani, plantea la creación de un fondo de 7 millones de pesos para que el municipio implemente diversas tareas que van desde una campaña de difusión sobre las características de la enfermedad y cómo combatirla, hasta el montaje de un laboratorio para realizar los análisis en personas que contrajeron la enfermedad y determinar los serotipos presentes, pasando por un relevamiento casa por casa para determinar los niveles larvales, y el uso de larvicidas, insecticidas y plaguicidas para eliminar el mosquito Aedes Aegypti, entre otros.

El tratamiento de la iniciativa, que ya tiene dictamen favorable de las comisiones de Medio Ambiente y Hacienda (en este ultimo caso, eliminando la fijación de un monto de 7 millones de pesos) viene siendo postergado por el justicialismo que, si bien rechaza la iniciativa por considerar que el municipio no está en condiciones de implementarla, no quiere pagar el costo político de rechazarla en el recinto.

Por ello, Giacosa presentó su propio proyecto minutos antes de la sesión de la semana pasada y pidió que se evaluara junto con el de sus pares. La norma propuesta por el presidente del bloque oficialista plantea la emisión, por parte del municipio, de bonos de reducción de impuestos que se otorgarán a aquellos que entreguen los cacharros que guardan en sus casas y que son criaderos del mosquito que propaga la enfermedad, además de sanciones para quienes se resistan al descacharrado.

Comentá la nota