Nueva etapa de validación para el Plan Estratégico

Análisis de actividades para llegar a 2020 produciendo 18 mil millones de litros y pudiendo exportar la mitad del volumen.
Este viernes, en la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a partir de las 9:30 se realizará la presentación y convalidación regional de la primera etapa del "Plan Estratégico de la Cadena Láctea Argentina 2008-2020", donde se conocerán las líneas estratégicas surgidas del trabajo por consenso entre productores, industriales, investigadores de INTA, INTI, universidades, técnicos de la actividad privada y funcionarios de los gobiernos provinciales y nacional.

Como coordinador de la actividad, Gustavo Mozeris del equipo Aacrea que releva la situación lechera, estará como encargado de la exposición del Plan. El especialista explicó que la actividad de Paraná "forma parte de una serie de talleres que se están realizando para validar el Plan Estratégico a nivel de cuencas. Es una actividad que comenzó en marzo y va a continuar durante todo abril, hasta mediados de mayo. Estamos recorriendo cada una de las cuencas lácteas del país, haciendo la validación del Plan que se definió el año pasado".

Posteriormente a las reuniones en Trenque Lauquen y Villa María, el turno de la capital entrerriana incluirá a los integrantes del sector en Santa Fe. "Esta validación se da con productores e industriales, mientras que por otro lado tenemos validaciones de carácter institucional con los gobiernos provinciales", fases ya cumplidas con las administraciones ejecutivas de Córdoba, de Santa Fe; y en el día de hoy con el Ministro de Asuntos Agrarios de Buenos Aires. Ahora restará recorrer Entre Ríos y La Pampa para cubrir toda la cuenca grande lechera argentina, donde se concentra el 98 por ciento de la producción.

"La validación pone a disposición de los interesados todo el trabajo que se hizo durante estos años. Nosotros hemos publicado un trabajo que se llama ïBases para la construcción del Plan Estratégico de la Cadena Láctea a 2020, entonces ahora es tiempo que cada uno dé su opinión con un trabajo en grupos entre industriales y productores, para que con este análisis se pueda comprobar que el documento refleja las necesidades de la cadena láctea y su proyección a futuro". "El Plan lo que hace es enumerar una serie de acciones que están directamente relacionadas con qué líneas estratégicas seguir en conjunto; y no individualmente, para mejorar la competitividad de la cadena".

DOS PLANES

"El Plan piloto pone foco en la cuestión importante de la calidad, relacionada con la transparencia de mercado, con la generación de un sistema de laboratorios de referencia, todo para mejorar la calidad desde la articulación entre la producción y la industria". La referencia de Mozeris sobre una actividad paralela pero íntimamente relacionada con el Plan Estratégico, tiene en cuenta que "si bien el Plan Piloto se inició mucho antes, dentro del Plan Estratégico hay un espacio que contempla al Plan Piloto como una de las cuestiones fundamentales para poder ir desarrollando otras acciones como lo comercial, las cuestiones contractuales". Hay una interrelación clara entre ambos proyectos que están en marcha, pero es remarcable que "el Plan Piloto es una parte fundamental en la construcción de este Plan Estratégico".

Con una base sólida de objetivos y líneas de trabajo, "el Plan Estratégico intenta articular y coordinar las acciones que se están desarrollando en distintos ámbitos", donde las grandes industrias y las PyMEs tienen un protagonismo fundamental.

El delineamiento del Plan tuvo intervenciones de Aacrea entre otras instituciones a las que se sumaron muchos privados, e incluso de los equipos técnicos de los gobiernos, al tiempo que su participación se extendió a la convalidación a nivel de sus funcionarios, para que este plan en un plazo no muy extenso forme parte de una política de Estado.

"De acá a un año, la línea fundamental que es la institucionalización de la cadena tiene que estar funcionando, porque se necesita la representación político-institucional para llevar, acercar y comprometerse a conseguir las soluciones que la propia cadena necesita", afirma Mozeris.

INFLUENCIAS

En un sector avasallado por el cotidiano golpe de desaciertos político-económicos, que exceden a la crisis mundial, este tipo de proyectos que miran muy hacia adelante no pueden eludir estas influencias. Al respecto Gustavo Mozeris sostuvo que "la crisis daña y pone en peligro la sustentabilidad y competitividad de la cadena. Indudablemente se podría razonar de la siguiente manera, ¿qué hubiera pasado si hace diez años hubiéramos hecho un trabajo de desarrollo de Plan Estratégico?, hoy estaríamos llegando a cumplir los objetivos que se hubieran planificado diez años atrás y seguramente nos encontraríamos en una situación diferente". Con esta idea "muchos pueden decir que el Plan Estratégico hoy no aporta ninguna solución a la cuestión coyuntural actual, pero si edifica y construye las bases para que la cadena láctea no viva en una crisis permanente, básicamente esto tiene que ver con las soluciones que se necesitan de carácter estructural".

Con la meta de llegar a la expansión pretendida en 2020, esta planificación "es un abordaje sumamente complejo, donde seguramente tendremos avances y retrocesos, esto no es matemático y lineal. Apuntamos estar alrededor de los 18 mil millones de litros en el año 2020, esto implica mucho trabajo, muchas tareas a realizar, entre ellas la de pensar que con una producción alta se proyecta el crecimiento poblacional a 2020 y se proyecta el consumo del mercado interno, con 18 mil millones de litros tenemos que estar exportando el 50 por ciento del volumen, por lo tanto y por lo que hemos vivido en los últimos años, tenemos muchas cosas que analizar, tanto desde el sector privado, como el estatal".

Comentá la nota