La nueva ley de coparticipación lleva 15 años como asignatura pendiente, resalta Rafael González

El director del Banco Nación, Rafael González, fue uno de los nueve chaqueños que formó parte de la Convención Constituyente Nacional que reformó la Constitución Nacional, que dispuso se sancione una nueva ley de coparticipación federal. "Lleva 15 años como asignatura pendiente", afirmó.
Sin embargo advirtió que el Chaco no puede arriesgar su índice de distribución, que es el cuarto del país.

"La redacción de la parte pertinente de la Constitución que estableció el régimen de coparticipación federal es desde el punto de vista teórico y académico casi perfecto, pero desde el punto de vista político no tuvo efecto práctico porque nunca hubo la posibilidad de sentarse a discutir este tema en profundidad, que siempre está signado por la circunstancia particular del momento", afirmó.

Cabe acotar que entonces también fueron convencionales constituyentes nacionales Carlos Skidelsky, Elsa González y Atlanto Honcheruk (Partido Justicialista); Elisa Carrió, Eduardo Viyerio y Francisco García (Unión Cívica Radical); y Ernesto Maeder y Jorge Winter (Acción Chaqueña).

Sin decisión

de cambio

"Si el Chaco tuviera que discutir la reforma de la coparticipación federal no existe posibilidad de que su índice sea mantenido si se aplica la Constitución. Esa una realidad que tenemos que decirla con franqueza que surge de otras cuestiones, de otros análisis, de otro momento, y si se aplicará eso sería difícil para nosotros sostener esos recursos", acotó González.

Por otra parte señaló que el Chaco recibió durante muchos años y en periodos buenos recursos de distribución federal muy importantes y que no hayamos sabido aplicar para tener una provincia distinta. "Esa es una realidad y lo tenemos que decir", sostuvo.

El dirigente justicialista chaqueño apuntó que esa discusión "es realmente la discusión del proyecto de país que queremos, porque mientras cada gobierno vaya impulsando el desarrollo para el lado que circunstancialmente le conviene no hay posibilidad de desarrollar este país integralmente y con un concepto de solidaridad de las 23 jurisdicciones provincial y la ciudad autónoma de Buenos Aires".

Está claro que el primer acuerdo, para avanzar en las bases de la reforma de la ley, debe incluir necesariamente a los gobernadores y eso no sucedió nunca, desde 1994 hasta ahora. "Creo que siempre se vive en el horizonte de los cuatro años de gobierno de cada uno y no sentándose a ver que es lo que se puede hacer en los próximos 50 o 100 años", dijo para explicar, según su enfoque, porque no se avanzó en la materia.

"Creo que es la asignatura pendiente post reforma constitucional", remarcó y luego habló también del voto directo entendiendo que "es una cuestión controvertida: la igualdad en la decisión de los ciudadanos independiente del lugar donde viva o el otro sistema que permitía una participación mayores a aquellos sectores menos poblados".

Al respecto añadió que "hoy pesa mucho el lugar donde está concentrado casi el 50 por ciento de la población, que es Buenos Aires y las provincias del centro. Eso es si una realidad, no así en el marco legislativo porque la proporción de los diputados no es directa, como en el caso de la elección del Poder Ejecutivo, como tampoco no lo es en el Senado donde están representado".

Comentá la nota