Con la nueva conformación del Concejo, no hubo acuerdo para la integración de las comisiones

Desde que asumieron los nuevos concejales y por los resquemores que dejó la elección de autoridades no hubo consenso. El tema llegó al encuentro de anoche y por votación se resolvió delegar esta función en la presidencia del Deliberante. Entre los puntos previstos en el orden del día se aprobó, con la abstención del oficialismo, que el Ejecutivo informe los motivos del incremento de tasas por decreto y el estado de las cuentas municipales.
El concejal Luis Conti de Unión Celeste y Blanco aseguró que "las cuentas municipales no están bien".

"Seguramente van a llegar mejor que cuando el concejal Conti era funcionario", respondió Néstor Mansilla en alusión a la gestión Barberena.

Ayer se realizó en el recinto del Deliberante la última sesión de este año y contó con todos los ingredientes necesarios de un Concejo sumamente disgregado.

Sin ir más lejos y con los resquemores que quedaron de la elección de autoridades del cuerpo, ayer se delegó en la presidencia la conformación de las seis comisiones que componen el legislativo local porque por primera vez, en mucho tiempo, los concejales de las diversas bancadas no lograron ponerse de acuerdo.

La conformación de las comisiones en general fue un hecho que pasó inadvertido para la comunidad en general y, sin embargo, en la sesión de anoche hubo un arduo debate y hasta un cuarto intermedio y, aún así, no llegó el consenso.

Independientemente de las razones empleadas, hay que subrayar que desde el 4 de diciembre cuando asumieron los nueve concejales electos en las pasadas elecciones legislativas las comisiones no funcionaron y casi finalizando el año no están conformadas.

Por mayoría de votos será tarea del presidente Carlos Vignau actuar e informar cuando designe la integración de las mismas.

El problema central radica en definir quien presidirá las comisiones de Trabajo del Concejo, ya que la Coalición Cívica y el Frente Justicialista para la Victoria pretendían presidir cada bloque dos comisiones. El oficialismo iba por la de Presupuesto y Hacienda y el FJpV la de Interpretación y Legislación, consideradas ambas de importancia en el funcionamiento del Concejo.

Ambas bancadas basan esta pretensión en la cantidad de integrantes que tienen en la actual conformación, considerando que el resto de los bloques son unibloques (Juan Saénz, Laura Kolman y Rubén Rodríguez) o minibloques de dos integrantes, como es el caso del Pro y Unión Pro.

Del otro lado volvieron a hablar del pacto Coalición-FJpV y del reparto de cargos que se dio en el Concejo al momento de definir las autoridades.

También se pidió explicaciones de la elección de las dos prosecretarias que se están desempeñando actualmente, que dicho sea de paso poseen un sueldo bruto a partir de enero de 4.367,72 pesos.

Como información adicional para los contribuyentes también cabe señalar que la secretaria tendrá un salario de 5.275,52 pesos y los secretarios de bloque de 1.395,24 pesos.

Lejos están los consensos para un Azul mejor y beneficiar al vecino en el quehacer diario, se trata de un juego de poder vaya a saber uno para qué, ambiciones quizás hasta personales y no desdeñables sueldos que lejos están del sueldo de los trabajadores.

Es de esperar que, sea o cual sea la conformación de las comisiones, aunque con las necesarias disidencias, se pongan a trabajar para el bienestar comunitario.

Un hecho un

tanto raro

Otro hecho inusual que ocurrió anoche fue que pasó para su estudio en comisión, aunque no se hayan conformado, un proyecto de ordenanza referente a una readecuación de la legislación vigente que regula la actividad de taxis y remises para que se adapten con el objetivo de brindar beneficios a personas con discapacidad.

Fue firmado por todas las bancadas y nadie puede negar la necesidad de una iniciativa de tales características, pero lo raro fue durante la sesión el concejal Rubén Rodríguez repartió folletos de una determinada firma de este rubro que ya cuenta con nuevas unidades para el traslado de movilidad reducida. De aprobarse esta modificación, ya hay alguien que cuenta con una ventaja respecto a los demás con publicidad incluida.

El incremento

de las tasas

Con el voto de todos los bloques opositores y la abstención del bloque de la Coalición se aprobó solicitar al Departamento Ejecutivo que informe al Concejo en forma detallada y precisa respecto a las condiciones económicas-financieras del municipio que motivaron el decreto mediante el cual se elevaron las tasas urbana y rural sin la autorización del cuerpo.

Carlos Bevacqua de Unión Celeste y Blanco señaló al respecto que las tasas se corresponden con el servicio que se brinda y que la recaudación no debe superar el costo del mismo.

Puntualizó que para evaluar el incremento de la tasa urbana, aún está pendiente la resolución que se tomará respecto al servicio de barrido ante la intención del municipio de municipalizar parte del mismo.

"No sabemos si para los aumentos se tuvo en cuenta la municipalización", dijo el concejal.

Ramiro Ortíz del Pro adhirió a lo dicho por Bevacqua y mencionó el mal estado de los caminos rurales.

En tanto, Néstor Mansilla de la Coalición explicó que el incremento anual de las tasas ronda el 15 por ciento y lo que se hizo fue prorratear a partir de enero porque el Concejo lo tratará en marzo o abril.

Dijo además que el proyecto del Ejecutivo sobre el incremento en las tasas está al alcance de todos los concejales con los fundamentos, sosteniendo que "un 15 por ciento es razonable por los costos".

El concejal Luis Conti de Unión Celeste y Blanco aseguró que "las cuentas municipales no están bien" y ratificó la necesidad de que el Ejecutivo explique cuál es el costo de estos servicios y el estado de las cuentas comunales.

En el mismo sentido se manifestó Juan Saénz de la UCR, diciendo que tiene que informar por qué se adelantó el incremento de las tasas sin que lo apruebe el Concejo.

Alejandro Lozano del FJpV consignó que "sabemos que tenemos una gestión una gestión deficitaria".

Finalmente Néstor Mansilla al defender la posición oficialista agregó que "seguramente las cuentas municipales van a llegar mejor que cuando el concejal Conti era funcionario", haciendo alusión a la gestión de Barberena.

Ahí reivindicaron la gestión del ex intendente tanto el concejal aludido como Santiago Zaffora, reconociendo la deuda, pero aclarando que el presupuesto era otro y que se hizo obra pública.

Otros temas

Entre los puntos que se trataron anoche, el Concejo por unanimidad autorizó al intendente municipal a hacer uso de su licencia anual desde el 18 de enero al 7 de febrero inclusive de 2010.

Por 15 votos a favor y la abstención del edil Néstor Mansilla se aprobó solicitar al Departamento Ejecutivo que ordene acciones tendientes a efectuar la carga de los camiones municipales de riego de calles de tierra, evitando la utilización de los pozos de agua en red.

Por seis votos a favor, cuatro en contra y seis abstenciones se aprobó también solicitar al Ejecutivo que cumpla lo dispuesto mediante ordenanza sobre la prohibición de estacionamiento en Avenida Pellegrini entre Darhampé y Abeberry.

Comentá la nota