Nueva caída de la coparticipación para La Pampa: 17%

El propio gobernador Oscar Jorge había anunciado en enero pasado que la Coparticipación Federal de los Recursos había disminuido un 8,15% (5,56 millones menos), aunque las transferencias totales remitidas para el mismo mes crecieron un 1,42% (1,35 millones más) con respecto a 2008. Pero los números de febrero son angustiantes ya que el porcentaje de caída alcanza al 17% en la coparticipación de impuestos ($11,5 millones menos) y al 17,5% en las transferencias totales ($15,58 millones), la más baja a valores constantes desde la crisis del 2001.
Si medimos el primer bimestre contra el mismo período del año anterior el retroceso en la percepción nacional superan los 18 millones de pesos.

Febrero no sólo es el mes más corto del año, en 2009 fue el más pernicioso para las vapuleadas finanzas de la provincia de La Pampa por los efectos de la sequía. La fuerte desaceleración del crecimiento de la recaudación nacional causa un enorme impacto en la economía regional pampeana y por tanto una señal de alerta en lo que ha transferencias automáticas se refieren para lo que resta del año. Decir que en los dos primeros meses del año que el total de fondos transferidos desde Nación (coparticipación federal y asignaciones específicas) se redujeron en más de 18 millones de pesos, preocupa y mucho al Gobierno ya que están muy por debajo de las proyecciones menos optimistas del propio gobernador.

¿Estarán el peligro los dineros comprometidos para las comunas en la modificada ley de Coparticipación Municipal de los Recursos (57 millones más en 2009), como así también la construcción de las 6.000 viviendas mediante el Plan Federal Plurianual (220 millones)? El tiempo lo dirá.

Transferencias en caída.

La complicación por la caída de los recursos transferidos por Coparticipación Federal de Impuestos (Ley 23.548) en los primeros 60 días del año suma angustia fiscal, la cual crece más si se toma en cuenta el total de fondos transferidos. ¿Porqué el dato es pernicioso para La Pampa? Simple, ya que no sólo ingresan menos fondos sino que también intranquiliza a las autoridades de cara a los mayores compromisos asumidos en el Presupuesto 2009 y frente a la necesidad de seguir cumpliendo los parámetros del incremento de los fondos coparticipados a las comunas que la Legislatura ya aprobó en diciembre pasado (modificación a la Ley 1065).

Dentro de los 184,35 millones de pesos transferidos por el gobierno nacional a La Pampa en 60 días en 2008 contrastan notablemente con los 170,12 millones del 2009, amén de avizorar un futuro financiero impredecible. La caída de recursos proceden del financiamiento de la base coparticipable a las provincias (1,89% para La Pampa) tal cual lo dispone la Ley 23.548 de la coparticipación federal de impuestos.

Esta masa está conformada por el 89% de la recaudación del IVA; $440 millones provenientes del Impuesto a las Ganancias Bruto; el 64% del Impuesto a las Ganancias Neto; el 93,7% del gravamen a los bienes personales; del impuesto a los combustibles y gas natural (100% del gasoil, diesel oil, queroseno y GNC y 79% de las naftas y el gas natural domiciliario); el 100% de los impuestos internos; el 30% del monotributo; el 100% de la gabela a la ganancia mínima presunta y el 100% de los intereses pagados.

El impuesto al cheque y las retenciones (agroalimentarias y petroleras) no están incluidas en aquella masa coparticipable hacia los 24 distritos que en proporción descendió en forma similar que en La Pampa.

Febrero peor que enero.

En lo que va del año la mayoría de las provincias continúan recibiendo menores transferencias por el notable decrecimiento de la recaudación en lo que va del año. Una de las ventajas que tiene La Pampa sobre la mayoría de las provincias es que no tiene deudas y que además hay que tener en cuenta que no firmó el acuerdo que limita el gasto y la deuda de las provincias (17 distritos ya lo hicieron) denominado como Consejo de Responsabilidad Fiscal que es el órgano de aplicación para compensar la no sanción de la nueva Ley de Coparticipación.

Según los datos oficiales de la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias en febrero, La Pampa recibió por coparticipación federal $ 56.089,3. En el mismo mes pero del año pasado la cifra fue de $67.584,2. En lo que respecta a las transferencias por servicios y acuerdos específicos en 2008 se percibieron para el mes de febrero $88.972,5 y los 28 días de febrero pasado apenas 73,38 millones de pesos.

Desde la devaluación, los envíos desde la Nación a las provincias en general crecían a razón del 32% anual. En octubre pasado fue el punto de inflexión ya que si bien la coparticipación seguía creciendo ya era a razón de un 10 a un 18%. Pero la caída a valores corrientes empezó para la coparticipación en enero pasado, aunque no las transferencias totales.

Como puede apreciarse en el cuadro anexo, en febrero cayeron ambos valores. La coparticipación en un 17% (11,49 millones) y las transferencias totales en un 17,5% (15,58 millones menos).

La precaria situación fiscal es irreconciliable con las demandas salariales en línea con la inflación existente. Todos exigen más, los gremios estatales seguirán negociando en paritarias por mayores salarios y por el otro el Comité de Crisis deberá afrontar nuevas remesas para hacer frente a la crisis del campo.

Es de esperar que La Pampa no deba pagar el costo fiscal de la emergencia agropecuaria, sino se agudizará el ciclo recesivo en las 82 comunas, lo que se traducirá en breve en una contracción en el nivel de inversión, consumo y en menor gasto público social.

Para finalizar, sólo resta difundir parte de la nota que Carbap le envió al gobernador Jorge el mes pasado: "La merma de ingresos para la economía pampeana por el daño sufrido por la sequía superará los $ 400 millones. Las transferencias de ingresos y los costos para los productores de aquí tuvieron una merma de ingresos de $ 1.624 millones".

Comentá la nota