La “Nueva Agenda” de Pulti: Constructores reclaman que se avance en la modificación del COT.

Desde el Centro de Constructores y Anexos consideran “imperioso” que se avance en la modificación del Código de Ordenamiento Territorial (COT), el cual data del año 1979. “No hay que tenerle miedo al progreso porque de lo contrario Mar del Plata se convierte en una ciudad chata y las inversiones se van a Cariló, a Punta del Este o a otros lugares”, afirmó el Arq. Norberto Cánepa en declaraciones a 0223.com.ar, quien también señaló a la actual normativa como una “condicionante” para el arribo de nuevos proyectos inmobiliarios.
ES HORA DE MEJORAR

Al momento de asumir la intendencia de Mar del Plata en diciembre de 2007, el contador Pulti aseguró que “la excepción es algo oscuro. Se va a impulsar una modificación del COT”.

Luego, el 3 de abril de 2008, el intendente participó de la Audiencia Pública Especial que se llevó a cabo con el propósito de definir el futuro Código de Ordenamiento Territorial.

“Es intención desde el gobierno municipal, provocar un debate amplio de la ciudad a lo largo del 2008 sobre el ordenamiento territorial” reiteró el Jefe Comunal en esa oportunidad.

Además, el contador Pulti se refirió a “las continuas excepciones que han sido tratadas a lo largo de las últimas décadas, el carácter cuestionable de éstas, la incertidumbre ante las excepciones de aquellos sectores que no han sido beneficiarios de las excepciones, la incertidumbre sobre la transparencia de esas decisiones, sobre la conveniencia pública de esas decisiones, son temas que evidentemente una nueva legislación puede ayudarnos a superar”.

“Es una preocupación que compartimos sobre la transparencia de determinadas decisiones en materia de ordenamiento territorial. Recuperar la experiencia de estos años, verificar los excesos y los defectos y generar un nuevo curso político administrativo que tenga sus consecuencias legislativas, me parece que es importante para sortear este problema, el de la excepción, como procedimiento rutinario”, destacó.

Agregó que “nuestra voluntad es que terminemos el año 2008 con una nueva versión del ordenamiento territorial de Mar del Plata”.

“Finalmente están los conflictos, como el problema de la excepción. Después están aquellos como los que genera la nocturnidad. Tenemos vecinos que sufren los excesos de la nocturnidad, eso tiene que ver con el ordenamiento territorial, con la vigilancia que debe mejorar absolutamente por parte del municipio en el control de normas vigentes”, finalizó.

“ES IMPERIOSO QUE SE AVANCE EN LA MODIFICACIÓN DEL COT”

A pesar de la catarata de anuncios, todavía la modificación del Código de Ordenamiento Territorial sigue siendo una deuda pendiente del actual gobierno municipal. Mientras tanto, el intendente Pulti y la mayoría de los concejales continúan avalando las “oscuras” excepciones, tal como lo calificó el propio Jefe Comunal hace más de un año.

Desde el Centro de Constructores y Anexos consideran “imperioso” que se avance en la modificación del Código de Ordenamiento Territorial, el cual data del año 1979. “No hay que tenerle miedo al progreso porque de lo contrario Mar del Plata se convierte en una ciudad chata y las inversiones se van a Cariló, a Punta del Este o a otros lugares”, afirmó el Arq. Norberto Cánepa, quien también señaló a la actual normativa como una “condicionante” para el arribo de nuevos proyectos inmobiliarios.

En diálogo con 0223.com.ar, el Arquitecto Norberto Cánepa, director del Centro de Constructores y Anexos de Mar del Plata, remarcó que “como institución, venimos trabajando desde hace tiempo en las distintas convocatorias que nos hace el Municipio o la gestión de turno para ver qué habría que modificar y qué habría que hacer por el Código de Ordenamiento Territorial”.

“Queremos que la ciudad de Mar del Plata sea una plaza atractiva para los desarrollos inmobiliarios y, por lo tanto, para la construcción”, subrayó Cánepa, quien aseguró que “mientras otras ciudades del mundo están teniendo un desarrollo importantísimo, en la nuestra el COT es una de las condicionantes para que no lleguen más inversores”. En ese sentido, advirtió que no se busca “tirar el COT ni nada por el estilo”, sino consideró necesario “aggiornarlo”. “Ha crecido mucho la ciudad y el COT, si bien ha tenido algunos cambios –que no estuvieron a la altura de las circunstancias-, data del año 1979, y por lo tanto, hoy la demanda de construcciones o departamentos difiere bastante de lo que se planificó o pensó en aquellos años”, argumentó.

“Creemos que es imperioso que haya modificaciones en el Código; estamos convencidísimos de que se tiene que ‘aggiornar’ porque hoy a la gente le gusta mucho vivir en altura, disfrutar de las vistas al mar y es una riqueza que tiene Mar del Plata, aunque, lógicamente, no hay que renovarlo únicamente en las zonas próximas al mar”, agregó.

En esa línea, Cánepa exhortó a “no tenerle miedo al progreso, porque de lo contrario Mar del Plata se convierte en una ciudad chata y las inversiones se van a Cariló, a Punta del Este o a otros lugares”.

Por otra parte, al referirse a las construcciones autorizadas por vía de excepción, el Arq. Cánepa –quien se desempeñó como Secretario de Obras de la Comuna desde 2002 al 2005, durante el primer gobierno de Katz- sostuvo que “hay todo un halo de misterio que ronda en la ciudadanía sobre que es un nicho de corrupción y algo que transgrede todas las normas, y no es así”.

“La mayoría de las excepciones que se han hecho fueron para lograr, en algunos casos, un poco más de altura pero sin modificar la capacidad constructiva del terreno, y eso redunda en mejor calidad de vida porque uno de los tantos objetivos de la Ley Provincial 8912 (de donde se desprende el COT) es promover a que se ocupe menos terreno”, señaló a continuación.

“Si hay, por ejemplo, mil metros cuadrados para construir en una parcela, se los puede distribuir de distintas formas: si se construye bajito, se va a extender en el terreno, pero ese mismo edificio se lo construye de manera vertical, se va a ocupar menos superficie y quedará más espacio libre, generando más calidad de vida tanto para quienes viven allí como para sus vecinos”, explicó.

A su vez, insistió en que por vía de excepción “se han logrado mejores proyectos que otras obras permitidas”.

En otro orden, el director del Centro de Constructores y Anexos hizo referencia a las demoras existentes a la hora de iniciar los trámites de habilitación en la Municipalidad. “Si bien no es un problema propio de esta gestión, es cada vez más complicado el primer paso que hay que hacer para ingresar una expediente al Municipio y la aprobación de planos en Obras Privadas”, indicó.

“Cuando uno ingresa un expediente de construcción a la Comuna , hay que pasar varias dependencias que cruzan datos para constatar si esa persona o los integrantes de la empresa constructora tiene algún tipo de deuda con la Municipalidad ”, reflejó, tras lo cual criticó que se verifique “desde una multa en el Tribunal de Faltas hasta deudas en la Tasa de Seguridad e Higiene o algún impuesto municipal, dejando el trámite frenado”.

“Es caótico y desde hace tiempo venimos pregonando porque todo eso se haga pero que no trabe el trámite al profesional y al inversor”, apuntó.

Comentá la nota