Por las nubes: En el último año, viajar de Escobar a Capital aumentó más de 90%

Por las nubes: En el último año, viajar de Escobar a Capital aumentó más de 90%

Los incrementos más fuertes son en el transporte público: 118% en trenes y 108% en colectivos. Aunque hay descuentos con la red SUBE. En autos la suba orilla el 60%, por los altos precios de combustibles y peajes.

Con los recientes aumentos en el transporte público del área metropolitana, que comenzaron a regir este fin de semana, y los incrementos en peajes y naftas, viajar diariamente desde Escobar hasta Capital -y viceversa- es un calvario para el bolsillo. Los costos para recorrer el trayecto, de alrededor de 60 kilómetros, sufrieron un alza promedio del 95% con respecto a enero de 2018, casi el doble de la inflación del año pasado.

Ya sea viajando en automóvil, a bordo de un transporte público o en un chárter, el factor económico es el que más pesa a la hora de dirigirse a la ciudad de Buenos Aires. La suba casi semanal del valor de la nafta (50% promedio interanual) y el alza en el precio de los peajes (35%) son un padecimiento económico para todos los que deben cruzar la autopista General Paz.

Viajar en un vehículo naftero desde Escobar hasta Capital Federal durante la hora pico implica un gasto semanal de $3.300. Un 58% más de lo que valía hace un año ($2.080).

Esa cifra surge de la suma de lo que vale llenar un tanque de nafta súper ($1.950, aproximadamente) y el precio de los peajes al momento de mayor circulación vehicular en las autopistas Panamericana ($150 diarios, entre ida y vuelta) e Illia ($70). Claro está que quienes tienen TelePASE pagan menos, aunque el aumento promedio interanual es casi el mismo.

Cargando nafta premium -cuyo valor merodea los $45 por litro- los costos del trayecto se elevan a $3.600. También, un 58% más a nivel interanual ($2.280, en enero de 2018).

La opción más económica es, por supuesto, el GNC. Con un precio promedio de $16 por metro cúbico, el costo semanal del trayecto con un tubo de última generación es de $2.150 (58% más que los $1.360 de hace un año).

Todos estos valores chocan con un salario promedio de $18.000, según un informe reciente publicado por la Universidad de Belgrano, y un salario mínimo, vital y móvil que apenas supera los $11.000.

El colectivo tampoco es barato

Si para viajar manejando hasta Capital hay que tener una billetera abultada, hacerlo en transporte público no está muy lejos. Los boletos de colectivos, trenes y subtes aumentaron mes a mes durante el año pasado y el Ministerio de Transporte ya anunció que en 2019 continuarán subiendo de la misma forma.

El pasaje de los servicios rápido y semi rápido de la línea 60 ($73) y los directos de la línea 194 ($71) hasta Plaza Italia se incrementó alrededor del 80% con respecto a enero de 2018 ($35, aproximadamente). A su vez, en febrero y en marzo habrá nuevos incrementos que dejarán la tarifa rozando los $90.

Actualmente, un recorrido ida y vuelta hasta el microcentro -utilizando el subte- cuesta $177 por día. Un 108% más que hace un año, cuando salía $85.

Por su parte, el precio de los colectivos que circulan por la ciudad de Buenos Aires subió alrededor de 150% con respecto a principios de 2018, cuando comenzaron los incrementos tarifarios escalonados.

El boleto mínimo de las líneas metropolitanas -hasta tres kilómetros- cuesta $15 -a principios del año pasado era de $6- y en marzo trepará a los $18, mientras que los trayectos más extensos también verán incrementos en sus tarifas. Además, el subte cuesta $14,50 por viaje y está estipulado que ascienda a $19 en abril.

La opción más económica para ir a la Capital sigue siendo el tren. Desde Escobar hasta Retiro, a bordo del tren Mitre -haciendo el transbordo en la estación Ballester-, cuesta $17.50; lo que representa un aumento del 95% con respecto a enero de 2018 (por entonces, salía $8).

El beneficio de la red SUBE -lanzado el año pasado- permite descuentos del 50% en el segundo viaje y del 75% en el tercero, en el lapso de dos horas. Es decir, si se toma un colectivo hasta Capital y después se combina con el subte, el valor de este se reducirá a la mitad. Esto también se empalma con el precio que abonan quienes son beneficiarios de la tarifa social (55% menos del valor total).

Párrafo aparte para el transporte en combis privadas, cuyo valor oscila cerca de los $200 diarios, contemplando el viaje tanto de ida como de vuelta, y alrededor de $5.700 por mes.

Lejos de lo que pregonaba el cantante infantil Pipo Pescador en Vamos de paseo –el único hit de toda su carrera-, el viajar de Escobar a Capital es lo menos parecido a un placer. Ya sea por trabajo, estudio u otros motivos, cruzar la General Paz a diario es un dolor de bolsillo para la gran mayoría.

Coment� la nota