El 29 de noviembre participara en un acto que organiza la Sociedad Rural Duhalde trae a Córdoba su frente anti-K

La entidad ruralista no participa del armado Córdoba del duhaldismo pero apoya las críticas del ex presidente a la política agropecuaria del gobierno. Del acto en La Rural han actuado como coordinadores los dirigentes Julio César Aráoz, Teodoro Funes y Susana Robledo.

A pocas semanas que trascendiera su decisión de fogonear en Córdoba un frente anti Kirchner estructurado sobre el viejo sello de Unión Popular, el ex presidente Eduardo Duhalde ya le puso fecha al desembarco en la provincia, con un acto que lo contará como figura principal y que organiza la Sociedad Rural de Córdoba.

El acto será el 29 de noviembre, a las 19, en el predio que la entidad tiene camino a Carlos Paz. La Rural -distante de la construcción que se propone Duhalde pero muy cercana a su discurso crítico contra la política agropecuaria del gobierno nacional- será la organizadora del evento que, no obstante, tendrá como activos coordinadores a dirigentes de la incipiente formación política, como Julio César Aráoz, Teodoro Funes y Susana Robledo.

Estos dirigentes ya han concretado algunas reuniones, como la que se realizó la semana pasada en un local céntrico de calle Tucumán, en el que se selló la incorporación del Peronismo en Marcha al nucleamiento, que tiene como objetivo de alzada unir a todo el peronismo no kirchnerista de la provincia.

El armado en Córdoba que pilotean Aráoz, Funes y Robledo, es una de las patas en el interior del país del armado mayor anti-K de Duhalde, y que incluye a Ramón Puerta (Misiones) y Ramón Jure (Tucumán), entre otras provincias.

Si se concreta el relanzamiento de Unión Popular será después de 20 años que reutilizara este sello Carlos Hairabedian, quien en la década del ‘80 le sopló el polvillo a la vieja sigla que el peronismo usó en los años de proscripción de su líder Juan Perón en el exilio. Su última edición fue para confrontar, desde afuera del peronismo, contra José Manuel de la Sota.

En el armado anti- K de Duhalde en Córdoba, Aráoz ha mantenido reuniones con dirigentes peronistas no kirchneristas, aunque muy improbablemente con De la Sota, quien puede reivindicar para sí el estandarte del antikirchnerismo en la provincia.

Además, el ex gobernador podría tener razones adicionales a las pretensiones de Duhalde. El ex presidente había conjeturado, a principios de año, sobre la posibilidad de respaldar la candidatura a la presidencia de Carlos Reutemann o de De la Sota a la presidencia en 2011.

Pero, ahora, esto habría quedado semidescartado, potenciándose mucho, en cambio, las chances de que la apuesta sea a favor del ex gobernador Felipe Solá, quien ya ha abandonado las filas del kirchnerismo para convertirse en un crítico severo.

Por si hicieran falta otros motivos, De la Sota no estaría dispuesto a romper el peronismo, menos aún cuando falta una elección interna para los cargos de conducción del PJ de Córdoba, que llevarán en el combo posibles negociaciones con la Nación para el año electoral 2009.

“Por ahora De la Sota está en la vereda de enfrente pero no hay que sacar conclusiones apresuradas”, resumió una fuente kirchnerista, dando por sabido que el ex mandatario es lo suficientemente flexible, si le conviene, para replantear sus estrategias.

Comentá la nota