Notoria veleidad

El escándalo de la ONCCA sigue teniendo a Mar del Plata como centro de atención casi excluyente. Ahora le tocó el turno a Patricio Duhalde, abogado, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata, sin militancia política conocida e ingresado al servicio público en esa organización de la mano de Fernando Villaverde, quien ha sido hasta el presente mano derecha del titular de la AFIP Ricardo Echegaray.
Al igual que Sergio Paleo, Patricio Duhalde está bajo el seguidor por irregularidades palmarias en la tramitación de recuperos de exportación, en este caso en la normativa ROE verde.

Hasta llegar a la ONCCA, Duhalde era un abogado más de la plétora local, uno más de esa larga lista que corre para ver cómo engancha un juicio que permita, cuando menos, pagar lo básico: alquiler de estudio compartido, celular, dos trajes azules y dos grises, alguna que otra corbata para entonar, gastos particulares y poca cosa más. Pero suele suceder que cuando la necesidad de figuración es grande, cualquier oportunidad de "pasar al frente" es una tentación difícil de soslayar.

A Patricio Duhalde lo investiga el juez en lo Penal Económico Ezequiel Berón de Astrada. En la causa 55/09, el magistrado ordenó los allanamientos del domicilio particular y el estudio de Duhalde, así como su registro personal si se hallara en alguno de los domicilios indicados en las diligencias procesales.

Duhalde, que se presentara tiempo atrás en la Justicia pidiendo la investigación de Francisco de Narváez, está hoy él siendo investigado por la firma de los llamados ROE verde a favor de la empresa "Servicios integrados para la exportación de agroalimentos", formada, entre otros, por Sebastián Díaz Riganti, Marcelo Raúl Cano y Julián de Ezcurra. Las diligencias procesales también enfocan a Leila Elizabeth Jara y Pablo Alfredo Buscarons Vignoles, de la ONCCA.

Es un dato inexcusable que en este caso está operando fuertemente la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), según me ha sido asegurado, por orden directa de Néstor Kirchner y reportando directamente a éste. La especie está avalada, entre otra razones, por la presencia en estos días de Roberto Fioca y Luis Stufanno (primo de Fernando Villaverde) en la sede la SIDE. La fuente cita que ambos ofrecieron llegada para "controlar la investigación de Alejandro Castellanos" y acotar los daños políticos que pudieran surgir del procesamiento de Paleo.

A Paleo, que pasó de un modesto Fiat 147 a un Corolla de altísimo precio en semanas, le están investigando hasta los movimientos económicos de su esposa. Esta parte de la investigación también lo alcanza a Luis Chaia, hermano del tesorero del Colegio de Abogados local Juan Carlos Martín Chaia. También son de interés procesal, entre otros, José Luis Aguilar, dueño de la Ranger chapa EJJO17 señalada como la camioneta en que lo llevaron a cobrar el falso subsidio al filetero Tapia, y Vanesa Romina Giannelli, esposa de Aguilar, a la que los investigadores le atribuyen participación en los hechos públicos y notorios.

Retornando a Patricio Duhalde, el magistrado metropolitano ordenó en los exhortos llegados a Mar del Plata el allanamiento de su vivienda en el barrio cerrado Rumencó (calle Las gaviotas, lote 25) y también en el estudio de Hipólito Yrigoyen 1478 PB. Las órdenes fueron precisas y no dejaron nada librado al azar: "solicito que se allane y se secuestre toda documentación de papel, soporte magnético, informático, tales como computadoras, pen-drives, Ipods, etc", establece documentariamente.

Un dato para no dejar de lado: Patricio Duhalde figuraba en nómina con ingresos por $5.600 mensuales, aunque está filmado en un shopping de Capital gastando $10.000 en una tarde en dos pulposas señoritas. Demasiado notorio, demasiado rápido, demasiado veleidoso.

Comentá la nota