Noticias de la historia.

COPA LIBERTADORES / BOCA - GUARANI: Palacio y Palermo no sólo es la dupla elegida por Ischia y por la gente. Juntos ya metieron más goles que otra dupla histórica: la del Loco con Guille. Atajate ésta...
Están los seis a disposición. Una paleta de delanteros que es un lujo que pocos técnicos se pueden dar. Tres nueves de área. Tres puntas por afuera. Muchas combinaciones posibles. Muchas que Ischia ya probó también, con buenos, regulares y malos resultados. Hay futuro, presente e historia en ese sexteto. Hay goles, sobre todo. Pero hay sólo dos que van a entrar a la Bombonera. Una dupla que es garantía. La última vez que salieron como titulares en su casa, el 22/6, hubo doble doblete. La última vez que salieron como titulares fuera de ella, el 13 de agosto, metieron uno cada uno. Hoy, cuando Boca salga en busca del primer puesto del grupo, el primer lugar en la general, de la clasificación y también del invicto copero, serán ellos los que ingresen, otra vez. Porque los eligió Ischia. Y la gente, que votó en la web de Olé, lo avala. Otra vez Rodrigo y Martín. Juntos. Palermo y Palacio. ¡Qué dupla, Pa-Pa!

Los números los avalan en la historia y en el presente. Durante este año, a los dos les tocó turnarse para jugar. Más que nada, porque el DT eligió llevarlos de a poco en la etapa final de sus recuperaciones. Igual, en apenas 150 minutos compartidos, entre los dos metieron cuatro goles (uno cada 37 minutos). Su mejor noche fue copera, ante Guaraní en Paraguay. Aunque Mouche-Figueroa habían jugado bien más de la mitad del partido, la diferencia la generaron los dos históricos, junto con Riquelme: en 22 minutos dieron vuelta el partido y se anotaron cada uno con un poroto. Hoy, los tres van desde el arranque, ya no más de a ratitos. Esta vez, intentando recuperar ese lugar perdido por sus lesiones y que ahora quieren recuperar a fuerza de goles, para no dejarlos más.

Ojo, a pesar de la contundencia de ambos en este esporádico 2009, hay más sustento que los últimos meses para elegirlos. Aunque la dupla entre el Loco y Guillermo haya perdurado más en el recuerdo por los títulos y la idolatría de ambos, hoy por hoy la que forma el rubio con Palacio es aun más productiva: en 141 partidos jugados, entre los dos festejaron 146 veces contra las 120 que celebraron con el mellizo, en 132. Eso sí, lo que cambia es el rendimiento del Loco con uno y con otro. Con el siete bravo, más asistidor y excelente lanzador de centros, Martín metió 93. En cambio, con Rodrigo, que busca más el área y se distingue más por encarar y meter la diagonal, la racha goleadora es más repartida entre los dos.

Ischia ya probó con dos por afuera y dos por adentro. También una mezcla entre los más juveniles y los más experimentados. Y hasta se animó con tres puntas, en otra noche copera. Esta vez no. Ischia elige lo que también quiere la gente. Verlos juntos, otra vez, desde el arranque. ¿Te los vas a perder?

Comentá la nota