Sin Paz.

Los delegados del Sindicato de la Alimentación impulsarán asambleas en todas las plantas, para resolver si sus afiliados aceptan o no el acuerdo "de paz social" firmado por el Gobiernos, las pesqueras y algunos gremios, como el SOMU.
El gremio de la Alimentación "no puede" resignar la posibilidad de un incremento salarial y reclama un subsidio para que los trabajadores puedan afrontar el pago de los servicios básicos, medidas que no han sido incluidas en el acuerdo del sábado pasado, que incluso excluyó de manera taxativa los reclamos de algún aumento de sueldos en el sector pesquero.

"Nosotros pedimos un aumento salarial a las empresas y no nos dieron respuestas; en junio empiezan las paritarias y nosotros tenemos la necesidad de la gente", demandando precisamente eso, explicó el secretario general del gremio, Luis Núñez, a Comunicación Patagónica, el blog de Mónica Baeza.

"Tenemos una realidad muy distinta a otros sectores de trabajadores de la pesca y por eso le solicitamos a través de un petitorio al Gobierno Provincial la necesidad de que se subsidien algunos servicios, dando como plazo el próximo 10 de junio. Nosotros no estamos en condiciones de resignar un pedido de recomposición salarial, los trabajadores necesitan ser asistidos por el Estado de alguna manera, de la misma manera que los empresarios de la pesca reciben ayuda del gobierno", destacó el sindicalista.

Comentá la nota