Tri.

Si en vez de campeonatos cortos se hubieran jugado largos, como quiere otra vez Grondona, Boca hoy tendría el tricampeonato que nunca logró. Mirá...
Le sobra tanto, pero tanto, que hasta le alcanza para ser campeón aun sin habérselo propuesto...

Boca es el más ganador de los últimos diez años. Sus 18 títulos, entre locales e internacionales, lo avalan. Sus 40 partidos invictos en la 98/99, sus dos cruces coperos exitosos frente a River y las mil y un batallas conquistadas fuera del país lo sentencian. Sin embargo, hay más números que confirman la hegemonía en azul y oro. Repasemos...

Si la decisión de Julio Grondona de volver a los campeonatos largos a partir de agosto se hubiese puesto en marcha hace tres años, en las vitrinas de Brandsen 805 ya hubieran hecho lugar para tres coronas más. Atención los hinchas de Boca: tienen un motivo más para cargar a los primos. Si se tomara en cuenta la sumatoria de puntos de las temporadas 05/06, 06/07 y 07/08, Boca hubiese obtenido esos certámenes. Sí, Tri.

A pesar de que bajo el mando de Basile se consiguieron el Apertura y el Clausura, los otros dos ciclos analizados estuvieron vírgenes de títulos. El Apertura 06 (se lo quedó Estudiantes) fue el Tri que se patinó con La Volpe y el Clausura 07 (San Lorenzo) el semestre en el que se ganó la Libertadores con Russo. Igual, en esa temporada, Boca acumuló 83 puntos, dos más que el Pincha y diez arriba del Ciclón. La 07/08 fue menos importante en cuanto a cosecha de unidades, pero aún así logró mantener el primer lugar de la tabla general de los dos campeonatos. En el Apertura 07 (Lanús campeón) terminó tercero con 31 y en el Clausura 08 (River), ya con Ischia sentado en el banco, segundo con 39. En total, sumó 70 y aventajó por un punto a Estudiantes. Durante estas tres temporadas, en el único semestre en el que no disputó una competencia internacional fue en la primera mitad de 2006. Entonces, a pesar de tener siempre doble obligación, se las ingenió para acumular la mayor cantidad de puntos posibles en los campeonatos caseros.

Es imposible negar el dominio que tuvo Boca a nivel nacional en los últimos años. Es más, el panorama se amplía si se toma como referencia el inicio de los torneos cortos, a comienzos de la década pasada. En la 92/93 (allí ganó el Apertura de la mano de Tabárez) hubiese habido un triangular (¿te suena?) con River y Vélez. En la 98/99 fue bicampeón con Bianchi, en la 02/03 hubiera habido liderazgo compartido entre Núñez y La Boca y en la 03/04 (obtuvo el Apertura) hubiera sido único campeón. Con este sistema de competencias de 19 fechas, conquistó ocho títulos caseros. Y si hubiesen sido campeonatos de 38 jornadas, las estrellas domésticas se habrían reducido a cinco, sumado, claro, a dos primeros puestos compartidos. Igual, Boca es el que más torneos largos hubiese obtenido. ¿Cuál hubiera sido la peor campaña? La 04/05, que arrancó con Brindisi (renunció tras perder con River en la 14° del Apertura) y terminó con el Chino Benítez (obtuvo la Sudamericana). En esa temporada, cosechó 48 puntos y se ubicó 14° en la tabla general. Ni siquiera se clasificó a la Copa.

En su primera época en el club, la idea de Bianchi fue darle mayor importancia a la Libertadores que al campeonato local. Los titulares jugaban la Copa y los suplentes se dedicaban al cabotaje. De hecho, en la 99/00 y en la 00/01, Boca fue bicampeón de América y dejó de lado la competencia argenta. Terminó séptimo y tercero en los respectivos Clausura y fue desbancado del primer lugar de la tabla general.

En su segunda etapa, el Virrey volvió a llegar a una final internacional (Libertadores 04), pero igual en ese semestre peleó el Clausura mano a mano con el River de Leo Astrada y finalizó segundo con 36 unidades. Por eso, y por el campeonato obtenido en el Apertura 03, fue el mejor de la temporada.

Hay una realidad y es indisimulable. Si se llega a confirmar la decisión de Don Julio y en agosto se regresa al sistema de un campeón por año, en La Boca no habrá quejas. Los números no mienten. Acá estaría el Tri, señores.

Comentá la nota