El Top Ten de N&P

1) Julia García (Sin temores)

2) Gustavo Arnaldo Pulti (Esa fea costumbre de mentir)

3) Francisco Morea (Pasión por el queso)

4) Alejandro Castellanos (¿? ¿?¿?¿?)

5) Eduardo Ullúa (Prófugo desprocesado)

6) Juan Carlos Cordeu (Inquietante revelación)

7) Julio Lobato (Otra vez tú, Bruto)

8) Margarita Beatriz Ford (Betty no Boop)

9) Javier Woollands (Blanqueando okupas)

10) Mariano Perticarari (Ni loco firma)

1) La legisladora es ya una referencia concreta de acción política imbricada en la sociedad marplatense. No como la inmensa mayoría, que sólo se involucra en sus propios tejemanejes. Julita le ha salido al cruce a enojoso proyecto del intendente Perogrullo que busca entregar una cifra descomunal de plata a FAI por un terreno de escaso valor real. Su actitud de expropiar el predio en el que funcionaba la planta transmisora de Lu9 es un ejemplo. ¿La dejarán sola? Qué duda cabe.

2) Afirma que almuerza, cena y toma café con los periodistas, que la cuestión de su relación con Florencio Aldrey es una jugada de la oposición. Que toma café con cierto matón a sueldo, es cierto. Y que de sus relaciones carnales con apropiadores de lo público nos saldrán hijos machos, también. Un frasco de Risperidone urgente, por favor. O una partida completa, si hay.

3) Ingresó por la puerta de servicio a una intervención más bien facha del Rectorado de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Ahora va por todo y es el candidato a rector (algo que no sorprende en lo más mínimo) del oficialismo monitoreado por el PSP vernáculo. Y, el queso es el queso, y si además está rodeado de ratones... El que muerde antes, muerde dos veces.

4) Lo tiene preso al abogado Eduardo Cincotta por cargos ideológicos y prejuicios pueblerinos. Para sorpresa de legos y entendidos, desprocesó a ex integrante del CNU, “hermano de armas” del asesino Ciga Correa y hoy socio del parricida Sergio Schoklender. Casi un thriller digno de maestros de la novelística mundial, si no fuera porque hay tanta gente inocente involucrada y malperseguida.

5) Aquí está, éste es el hermanito de armas de Ciga Correa, como se recordará, el jefe de los pelotones de la muerte en El Salvador, ex CNU condenado por el asesinato de Silvia Filler y a 17 años en la Operación Langostino. Qué afortunado Eduardito: contar con los amigos correctos en el momento más incorrecto no es para cualquiera. Profugado de Castellanos, termina desincriminado después de contabilizar 34 crímenes de “lesa humanidad”. Qué Loto ni Loto: se sacó el Gordo de todas las Navidades de acá al 2050.

6) Reveló que Garciarena, Beresiarte, Roca y Filippini mantuvieron cuasi secreta reunión en la Gobernación donde se les comunicó que, de ahora en más, la relación de la Provincia pasará más por los concejales opositores que por el intendente GAP. Por favor, que algún disconforme cuente qué se rompió, porque la cuenta para GAP equivale a un piso en Puerto Madero.

7) Insiste, luego de su partida por fracaso absoluto en el Concejo Deliberante. Jugado a la lista de Sobisch en la pasada elección, ahora va por la Coalición Cívica. Es el juego visible de la ambición y la falta de escrúpulos, virtudes que describen a los camaleones último modelo.

8) Tal como muchos que llegan a estas costas, doña Margarita Beatriz Ford hace “chivos” con la política lugareña. Amigota histórica de Lilita, usa y abusa de ese vínculo para interferir en el armado local. Esta súper producción con Lobato nos recuerda al Borges de aquella célebre frase del espanto… ¿Cómo era?

9) Dice que los okupas de tierras fiscales y no fiscales están justificados por la desesperación, y que es inevitable. También son inevitables los dateros, y la mafia que maneja la ocupación de lotes baldíos. Pequeño detalle de estas sentencias: Javier ocupa cargo público, es un asalariado del Estado. ¿Sabrá este señor que está escupiendo el plato de comida de su empleador?

10) Anda brotadísimo: jura que antes de firmar el expediente nº 2375, por el cual Perogrullo pretende pagarle una fortuna al coruñés por un terrenito de morondanga, se las toma. Y que el expediente quema. Hará falta mucha agua para apagar tanto fuego. O tanta plata dilapidada.

Comentá la nota