El Top Ten de N&P

1) Juan Guiñazú (Sigue con el namberguán)

2) Roberto Fioca (Perogrullo lo empernó)

3) Mónica Brando (Últimos días)

4) Carlos Filippini (Le salió calcado)

5) Mariano Pérez Rojas (Golpeado afortunado)

6) Roberto “Chucho” Páez (Se viene la bronca)

7) María Luisa Vargas (De reclamos)

8) Ana María Rabino (Quien va por la ley, no teme)

9) Jorge Jesús Acosta (Pavada de monotributista)

10) José Ferraresi (Monederas sí o sí)

1) Hay gente queriendo echarle flit a Juancito, mandarlo a la casa con boleto de ida. El rumor de esta última semana fue el de su inminente renuncia. El radicalaje local repartió una historia de enojos y decepciones de tono mayúsculo, pero el propio Guiñazú salió, pico y pala de laburante en mano, a desmentir absolutamente la historia. Si hay lío en el conventillo, por ahora lo arreglan en la cocina, a perogrulladas.

2) Bravo entre los bravos, de hacer plata a manguera abierta con sus contactos políticos, está cabreado con Perogrullo, y le sobran para ello unos 300.000 motivos. O le faltan en la cuenta bancaria, más bien. Que le ahorren en bolsillo ajeno cien lucas verdes, cualquier hombre de negocio puede aceptarlo y negociarlo, pero que lo bardeen pidiéndole masculinidad para bancárselo, mmm. El asunto puede pasar de verde a negro en un rato.

3) La directora del Hospital Interzonal General de Agudos está en la cuerda floja y sin red. Oculta a los medios independientes en el intento de que sus errores groseros de administración no luzcan en público, tuvo la mala suerte de que le cayera de visita el ministro Zin, que lejos de darle aplauso, medalla y beso, le prometió cambios que prescindirían de su persona. A colgar el guardapolvo y juntar bártulos en cajita de cartón.

4) E proyecto de Filippini para el transporte urbano de colectivo es igualito al tríptico que distribuye la firma proveedora del sistema de tarjeta inteligente. De tan igualito parece clonado. Qué querés, me copié, no había estudiado, le hubiera dicho a la mamá si estuviera en el cole. En el Concejo al proyecto ya se lo conoce como “ordenanza Lalanne”. Ni para disimular les da el marote.

5) Era un viaje para pasarla bien. Rumbo a Córdoba, todo tranquilo. Mientras escuchaba fútbol por radio, una brusca maniobra lo mandó fuera de la ruta con mucha suerte, ya que sólo resultó en fuertes golpes. Ya está trabajando, por suerte. Alerta amarillo: cuando uno se junta con mufas, suele sufrir esta clase de accidentes. Asegurarse en compañía confiable, por si las moscas…

6) La empresa Bolt está recortando gastos y anunció reducción de tareas de limpieza en el Casino Central. Se viene la temporada alta y el que avisa no traiciona: “Chucho” ya hizo saber que si achican trabajo, va a haber bronca. Por las dudas, si usted es de los que gustan de las fichitas de colores, agregue en la cartera de la dama o el bolsillo del caballero franelita, cepillo y bolsa de residuos pequeña. Vaya prevenido.

7) La viuda de Juan Carlos Vilches tiene en puerta otro espléndido juicio por cobrar. Ya reunió una suma considerable en juicio laboral que FAI pagó cash, o casi, sin apelar a la Corte ni nada por el estilo. Ahora va por los emolumentos no ingresados al fisco en materia de aportes jubilatorios: decisorio de la AFIP abrió la puerta a juicio por cargas impagas. Poniendo estaba el ganso.

8) Un ejemplo la contadora pública nacional Rabino, jefa de la división fiscal nº 1, que resolvió a favor del reclamo de la viuda de Vilches y en contra de Editorial La Capital. Por más que le dijeron “cuidate”, “fijate con quién te metés”, etc., la mujer sacó el manual de instrucciones, leyó y simplemente se limitó a ejecutar las directivas del texto. Alguien que hace lectura comprensiva, genial. Aplaudimos.

9) Ex enemigo de los Trujillo, y hoy devenido el hombre de confianza de los traviesos hermanitos, maneja millones, pero sólo contribuye al fisco como un elemental y humilde monotributista domiciliado en el barrio General Belgrano. Éramos tan combativos… Lo que puede el dinero, che, y si es de color verde, ni te digo.

10) Por más que recibieron otro guampazo de los concejales, los colectiveros locales siguen empeñados en colocar monederas en los micros de la ciudad. El “Nene” va a insistir, porque la gente pobre de la ciudad no tiene veinte pesos para cargar la tarjeta para todo el mes. Gente piadosa hay, y piadosa y con dos dedos de frente, también.

Comentá la nota