El Top Ten de N&P

1) Alberto Tonconogy (El punto a la i)

2) Fabián Uriel Fernández Garello (Parole, parole, parole)

3) Juan Carlos Havid (Pide compromiso)

4) Jorge Trujillo (Viejito pa’ patovica)

5) Julia García (Esas butacas sobran…)

6) GAP-Perogrullo (Espiando por la ventanita)

7) Tiznes y Lecuna (¿Qué van a certificar?)

8) Abel Fleming (Más tarde o más temprano)

9) Riquert y Favarotto (Sin alcoholímetro, nada)

10) Alberto Toledo (Aclarando oscurece)

1) Arquitecto de notable trayectoria en el país y en el mundo, dio el alerta. En sensata y sentida nota dirigida al suplemento Arquitectura del diario La Nación, advirtió: “la estructura del Estadio Polideportivo, ganadora de distinciones nacionales e internacionales, no está preparada para soportar un cambio que eleve su capacidad de 7.500 butacas a 11.000” Como titular del estudio que diseñó el lugar, avisa. Y ya se sabe que el que avisa no traiciona. Por si acaso alguien luego quisiera hacerse el que no sabía.

2) Eterno perorador leguleyo sobre la materia “y qué le vamos a hacer, mejor no hacemos nada”, dejó sin esperanzas a los integrantes de la comunidad de la Escuela nº 9 y a los 10.000 manifestantes que se agolparon en las calles de la ciudad para pedir protección ante la impunidad delictual. Los gritos a las puertas del palacio de Tribunales fueron reveladores de las opiniones sobre la señora madre del fiscal. A no confundir, gente, que la señora hizo lo mejor que pudo y supo, con el resultado que está a la vista.

3) El dirigente taxista se ha convertido en un escéptico por obra y arte de la inacción de los funcionarios, y no es para menos. Pide que todos volvamos a jugar a Antón Pirulero: que la policía detenga, que la justicia condene a partir de la evidencia, y que les dejen las crónicas a los periodistas. Que describiendo ya somos demasiados.

4) Está viejote y lleno de plata, aunque con alguna preocupación por su futuro judicial. Pero fiel a su mandante el brigantino Florencio Aldrey, que lo cubre y no publica sus cuitas en los tribunales, la va de guardaespaldas del intendente Perogrullo. Cambio fratacho usado por manopla y muñequeras con púas. Preguntar por Jorge.

5) La legisladora que sigue esperando que Scioli le conteste sobre la entrega del Provincial a FAI arremete ahora con la seguridad del polideportivo. Enterada de la posibilidad de una catástrofe por las temerarias modificaciones que se le han introducido al escenario de la Davis, metió un pedido de informes. ¿Tendrá el mismo destino que su reclamo anterior, es decir el cesto de la basura?

6) Semana liviana para Perogrullo, pues no debió esforzarse como otras veces. Mandó: “Nos proponemos ser transparentes y honestos”, y “los delincuentes tienen que estar presos”. Se le puso un poquito difícil en la puerta del palacio cuando quiso repetir las perogrulladas de siempre, y estuvo a punto de comerse un bifecito antes del almuerzo. Corrió a esconderse, porque intendente Perogrullo que huye de una turba enardecida sirve para posteriores perogrulladas.

7) Los presidentes de los colegios de contadores y escribanos deben dar fe de la transparencia y honestidad de los procedimientos de compra y contratos de servicios de la Copa Davis. ¿Como harán, si ya estaba todo contratado y cocinado cuando los integraron a esta farandulesca propuesta? Una explicación a la derecha, por favor.

8) El mandamás del Colegio de Magistrados de la Nación anunció: “que sepan que todos van a salir de la cárcel”. Y sí, don Fleming, ya sabemos. Pero tenemos la esperanza de que si ustedes hacen su laburo, eso no acontecerá a los tres días de detenidos los asesinos, ni a los tres meses de condenados, ni con tobillera y sin control. Que salgan cuando corresponden, a derecho, y no porque ustedes se distraen, hombre.

9) En una decisión que amenaza con destruir toda la política de prevención en materia de alcoholemia, estos jueces anularon una sentencia de su colega de faltas Oteiza. ¿El motivo? El encartado, vecino de la ciudad, se resistió a practicarse el test de alcoholemia. Y lo han premiado librándolo de la multa. Ya sabe, amigo: ahora que llegan las Fiestas, mámese bien mamado, y circule por donde se le antoje. Y si lo paran, usted simplemente diga que no le gusta soplar. Y ya está.

10) “Nosotros no fuimos, nuestras cuentas están al día. La culpa la tienen los farmacéuticos”, dijo el segundo del Pami local cuando se le preguntó por qué los mayores no pueden acceder a determinada medicación que necesitan. Claro: si por al día se entiende pagar a las farmacias a los 60, o 90, sí, están al día. Al día 90. Lástima que las farmacias deben pagar al día de hoy. Y los platos rotos en esa cuenta que no cierra la pagan los ancianos. Siempre el hilo cortándose por lo más delgado.

Comentá la nota