El Top Ten de N&P

1) Gustavo Salvá (¿También movilero?)

2) Patricia Alejandra Gutiérrez (A la prensa, ni agua)

3) Jorge Trujillo (Hace tareas pesadas)

4) GAP- Perogrullo (Poder, puede)

5) Eduardo Pezzati (Cocorito)

6) Juan Domingo Novero (Un gato con mariscos)

7) Los trece (Enfrentando al brigantino)

8) Rodolfo Moure (Uno que juega en serio)

9) Margarita Pérez (Incendiada mal)

10) Florencio Aldrey (Coruñés en derrota)

1) El robusto jefe distrital está en la mira. Noveles (y no tanto) periodistas y movileros radiales están que trinan por el protagonismo que el hombre de azul le concede a María Delia Sebastiani cuando accede a salir casi a diario en su programa en el devaluado aire de LU6. A tanto llega la interacción entre ambos que el jefe distrital transmitió en vivo y en directo el espectacular accidente del mandamás de Coarco, Patricio Gherbi, con su auto por la Autovía 2. ¿Le garparán semejante exclusividad?

2) Jueza de menores del Tribunal nº 3, es regenerosa en eso de dar libertades a menores que actúan delictualmente. En reciente decisorio comunicó a las fuerzas de seguridad, respecto de la libertad de un “niño” de 17 años que anda de atraco en atraco a mano armada, que ni se les ocurra comentar el tema a los medios. Al rincón y en silencio, y convicción republicana las películas.

3) El capanga del trabajo ladrillero en la ciudad ahora hace de matón oficial del coruñés multiemprendedor. En tanto aguarda que el juez Errandonea decida si lo llevan a juicio oral y público junto a su hermano “el Pelusa”, “Carozo”, sin funyi pero con actitud, la va de guapo de cotillón apretando concejales. Marche una sobaquera, y la hacemos completa.

4) Don Perogrullo fue bien claro: “puedo vetar”, dijo, pero no lo hará. La ordenanza de grandes superficies económicas votada por la oposición será imperio de la ley en la ciudad. La tríada Wal-Mart, Porrúa, FAI huye hasta la próxima batalla. ¿Le habrá dado un ataque violento de conciencia a don GAP, o será que ya amigos no son los amigos?

5) “Que vengan a ver, que vengan”, cacareó don Eduardo desde la presidencia del ente (¿?) que maneja los fondos públicos –sí, sí, públicos- para aggiornar el polideportivo. Es decir: una montaña de plata para tres días locos de jugar a la Davis y mentir con lo de la trascendencia internacional de Mar del Plata. A su juicio, no hay nada que mirar porque no hay nada que ocultar. Y si es así, ¿a cuento de qué tanta sensibilidad?

6) El “Gato” retornó a la grilla de los salarios públicos, nada más y nada menos que a cargo de la Subsecretaría de Pesca bonaerense. Qué carguete, mamma mía. El gato a cuidar la pescadería.

7) Alonso, Abud, Abad, Maiorano, Shutrumpf, González, Coria, Katz, Fernández, Rizzi, Malagutti, Hourquebie, Garciarena. Los apellidos de los 13 que velan por los intereses comunitarios en el Concejo Deliberante. Dieron ejemplo y cortaron 21 años de dominación brigantina sobre la política comunal. Ojalá no sea un momento, un exabrupto, o un milagro. Hacemos votos.

8) No se anda con medias tintas: si papá y mamá ocultan lo que roba el nene, alguna participación en el delito deben de tener. Haber puesto a dos progenitores balcarceños al alcance de un proceso penal por guardar objetos robados por su hijo menor de edad es toda una novedad procesal. Por lo menos alguien que intenta un camino y no se queda con la perorata curda y trasnochada.

9) Pobre mujer, pone eternamente el dedito sobre lo obvio, y sigue sola en la lucha. Que el basural es inmundo e infame, no lo ve ella sola, pero a nadie parece importarle demasiado como para solucionarlo. Que los derechos humanos son hoy un discurso vacío y utilitario, también lo vemos unos cuantos, pero ella insiste en no hacerse la tonta. Es difícil y reiterativo destacar en un mazo de sólo sotas.

10) Se le gastó la pólvora: tanto mandadero al cuete, que no sirve a sus propósitos. Encima, parece que su diario, el único periódico parlante en el mundo, no les habla a todos por igual. O a lo mejor hay más sordos de lo deseable. En fin, lo sabemos un señor imaginativo e incansable y sabemos que irá por otra, qué duda cabe. Que le salga un poquito mejor, don.

Comentá la nota