Vidal, a boxes hasta el final de la campaña

La gobernadora se enfocará en la gestión de la Provincia y se volverá a mostrar con los candidatos oficialistas recién a un mes de las elecciones. Obras hídricas, obras en hospitales y políticas en seguridad, la agenda de la mandataria bonaerense.

María Eugenia Vidal se convirtió en el as de espadas de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires, pero se tomará un descanso como mascarón de proa de la campaña del oficialismo en territorio bonaerense hasta que arranque oficialmente la campaña.

Desde su entorno anticiparon que la gobernadora se abocará de manera exclusiva a la gestión hasta el 17 de septiembre, cuando comience la campaña para las elecciones generales de octubre cuando retomará el apoyo a los candidatos de Cambiemos en el distrito.

"Hasta esa fecha la gobernadora estará plenamente enfocada en la gestión, en las obras, en el fortalecimiento de los hospitales", dijeron a Télam fuentes muy próximas a la mandataria bonaerense. Según sus voceros, Vidal tiene como prioridades, en estos días, las obras hídricas, políticas de seguridad, y emprendimientos, como cloacas, que puedan ser traducidos como realizaciones de "desarrollo e igualdad".

"La gobernadora está especialmente preocupada por el impacto de las inundaciones en lo productivo, porque gracias a las obras que ya hicimos no hay un solo casco urbano en peligro. En todo el distrito tenemos en marcha unas 263 obras, de las que 124 están terminadas. Tenemos el Plan Maestro del Salado, una obra que si todo marcha bien, iniciaremos el 20 de septiembre", añadió el vocero, quien resaltó que los "los emprendimientos estructurales" de la administración Vidal "donde hasta 2015 no había nada".

Por otra parte, el vocero reveló que el gobierno provincial trabaja en equipar 50 salas de guardia de hospitales, en línea con la concepción de Vidal de que antes de inaugurar centros hospitalarios prioriza que funcionen primero los existentes, y que "tengan guardias listas para atender a la gente".

Comentarios