Tirón de oreja del PRO a intendente K por pedido de fondos

Jorge Macri criticó a Walter Festa por su “falta total de responsabilidad” y la “mala administración” del municipio de Moreno. El jefe comunal de Vicente López señaló que el distrito del oeste bonaerense recibió unos $ 104 millones en concepto de anticipo de coparticipación entre 2016 y 2017. 

Jorge Macri, vicepresidente del PRO bonaerense e intendente de Vicente López, cruzó a su par de Moreno, Walter Festa, quien pidió auxilio financiero al gobierno provincial para pagar los salarios, y lo acusó de "falta total de responsabilidad" en la gestión y "mala administración que lamentablemente no sorprende".

Vale recordar que el jefe comunal kirchnerista debió abonar los salarios en cuotas al tiempo que los trabajadores municipales iniciaron un acampe en la sede comunal. En ese sentido, Macri sostuvo que "desde que Festa asumió, no sólo no hizo nada para regularizar la situación fiscal del municipio sino que además siguió profundizando el déficit, sumando más de 450 personas a la planta del personal".

"La situación que atraviesa el municipio de Moreno es el resultado de una mala administración que, lamentablemente, no nos sorprende", señaló el primo del Presidente a través de un comunicado. En ese contexto, el jefe comunal de Vicente López recordó que los 135 distritos bonaerenses "recibieron y reciben fondos provinciales para invertir en obras, no para el pago de sueldos”.

"Festa se queja de la falta de apoyo pero su municipio recibió un anticipo de coparticipación de 18 millones de pesos en 2016, y 86 millones en ATN entre 2016 y 2017", agregó.

El intendente de Vicente López consideró que Festa "representa al mismo sistema que gobernó la provincia durante años, con un reparto discrecional de fondos a los municipios amigos con una falta total de responsabilidad de lo que representa administrar recursos públicos que son de los vecinos".

El intendente de Moreno había anunciado que en esta semana se iba a reunir con funcionarios de Nación y de Provincia con el objetivo de negociar fondos frescos a las alicaídas cuentas del municipio.

En respuesta al reclamo gremial, Festa reconoció que "el descontento de los trabajadores municipales es legítimo” porque “ellos cumplen con su tarea habitualmente y solo cobraron una parte de su sueldo". El propio jefe comunal consignó que "son 5.100 empleados municipales los que cobraron solo 7.500 pesos de su sueldo".

Comentarios