Otra dura carta de De Vido desde la cárcel

Otra dura carta de De Vido desde la cárcel
Política | 13/11/2017

El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, fustigó a los dirigentes Sergio Massa, Graciela Ocaña, Martín Lousteau y Florencio Randazzo, al considerar que están al servicio de "los monjes negros" y recordó que, como funcionarios del kirchnerismo, "no denunciaron la corrupción" cuando estaban en sus cargos, en una carta escrita desde el penal de Marcos Paz, donde se encuentra detenido.

"¿Cómo podríamos explicar que MASSA, OCAÑA, LOUSTEAU Y RANDAZZO fueran candidatos en contra frontalmente de la conducción del FPV o de sus candidatos? ¿Quién los nombró y sostuvo en los cargos más importantes de la administración al frente del país y en algunos casos como ministros "estrella" en la década ganada?", se pregunta De Vido en una misiva publicada a través de las redes sociales. 

Asimismo, y en una cita a la obra "62 Modelo para Armar" del escritor Julio Cortázar, el actual diputado nacional le propone a sus lectores centrarse "por ahora" en las cuatro figuras que cita en el texto. 

"Razonen, piensen y coloquen detrás de cada uno de estos apellidos-candidatos qué MONJE NEGRO los impulsó y promovió. Sin duda, encontrarán su o sus nombres y estoy seguro no se equivocarán. ¡Al que le quepa el sayo, que se lo ponga carajo!", sostiene el ex titular de la cartera de Planificación federal durante las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. 

Para De Vido, "Esos candidatos realizaron sus campañas centrándose en lo que llamaron "la grande y nunca vista corrupción k", y más adelante se interroga sobre el silencio que guardaron cuando integraban las administraciones kirchneristas. 

"Yo me pregunto y le pregunto, amigo lector, en los meses o años que llevaron adelante sus gestiones como funcionarios, como ministros ¿no lo vieron? ¿no vieron esa nunca vista "corrupción k"? Si la vieron, ¿qué hicieron? ¿por qué no la denunciaron? Si existieron los actos de corrupción que denuncian ahora ¿cómo no dijeron nada cuando eran ministros o cuando los despidieron? Si hubo corrupción ¿qué papel jugaron ellos? ¿eran cómplices o encubridores?", remarca.

Asimismo se dirige a los fiscales federales, al considerar que la conducta que guardaron sus antiguos ex compañeros de gabinete constituye "un acto de encubrimiento o complicidad". 

"Revísenlo porque llegará el día en que se terminará la justicia selectiva, que persigue a unos pocos, y se les pedirá cuentas por no haber investigado estos flagrantes delitos. ¡Estos señores eran ministros! No personal de maestranza, por quienes sí siento respeto y afecto, que es un sentimiento que ellos seguro no conocen", enfatiza.

De esta forma se refiere a Sergio Massa, que durante el kirchnerismo fue titular de la Anses, intendente de Tigre y Jefe de Gabinete; Graciela Ocaña, ministra de Salud; Martín Lousteau, ministro de Economía durante la Presidencia de Cristina Kirchner y Florencio Randazzo, titular del ministerio de Interior y Transporte.

"¿Y si simplemente mienten estos candidatos? Si es así, creo que entonces no es asunto de los señores fiscales y estaríamos hablando de una vileza y lenidad propia de la catadura moral de sus impulsores: LOS MONJES NEGROS", subraya.

En tanto que Ocaña, aludidas en la carta del ex ministro, le contestó a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, con un posteo que incluía un fragmento de la película "El Padrino II", del realizador Francis Ford Coppolla. 

"La situación de De Vido me recuerda a la película El Padrino II, si quiere hablar que lo haga de una vez, se tiene que saber la verdad para todos los Argentinos", ironizó la actual diputada nacional electa por Cambiemos. 

El pasado 25 de octubre, la Cámara de Diputados votó a favor de dos pedidos de desafuero de De Vido, que ese mismo día quedó detenido acusado de irregularidades en licitaciones para la compra de gas licuado durante su gestión y una malversación de fondos en la administración de la mina de Río Turbio.