“Lo que se votó es una medida antipopular”, indicaron desde la CGT

“Lo que se votó es una medida antipopular”, indicaron desde la CGT
Sindical | 19/12/2017

El dirigente portuario Juan Carlos Schmid criticó los cambios en la ley jubilatoria, dijo que se abre un “debate interno” en el seno de la central obrera por la actitud de algunos gremios de no acatar la medida de fuerza y repudió los hechos de violencia en el Congreso.

Uno de los triunviros de la Confederación General del Trabajo, Juan Carlos Schmid, aseguró que la aprobación de la ley de reforma previsional implica una medida “antipopular” aunque agregó que “si la institucionalidad ha tomado esta decisión hay que respetarla”.

Asimismo, dijo que el paro y la actitud de algunos gremios que decidieron no acatar la medida de fuerza abre un debate interno en el seno de la central obrera: “han habido deserciones en algunas organizaciones sindicales y diferencias, con lo cual esto abre un debate interno en la CGT”.

Sobre los cambios en la ley jubilatoria agregó que “lamentablemente lo que se se ha votado genera una serie de interrogantes alrededor de las demandas judiciales y una situación que va a generar todo tipo de rechazos”.

Sin embargo, “si hay una institucionalidad que ha tomado esta decisión, hay que respetarla”, reiteró en declaraciones radiales.

Al ser consultado respecto de si la aprobación de esta norma previsional implicaba un cambio en el diálogo CGT-gobierno, el líder sindical manifestó que “el diálogo con el gobierno es un diálogo que tiene puntos de encuentro, y puntos de alejamiento. Nunca estuvimos en la misma vereda, simplemente porque ellos representan el interés general y nosotros el interés de los trabajadores, y esto es lo más natural del mundo”.

En otro orden, al opinar respecto de los episodios de violencia vividos alrededor del Congreso nacional, indicó: “yo no pienso mezclarme en este tipo de acciones para nada, porque nos guste o no nos guste el sistema institucional debe seguir funcionando, porque sino es la ley de la selva”.

“Yo no estoy de acuerdo en ir a romperle la cabeza a otro argentino, que incluso puede vivir en mi mismo barrio, simplemente porque está cuidando el orden público”, manifestó Schmid.

Al referirse a los grupos que generaron desmanes y destrozos, dijo que “ellos no hablan en nombre de la mayoría, es una minoría mezquina que distorsiona todas las acciones que lleva adelante el pueblo”.