Intendente K ruega plata a Vidal y a Macri para pagar los sueldos

Walter Festa pagó los salarios de municipales agosto a cuenta gotas y trabajadores instalaron una carpa frente a las oficinas del municipio de Moreno. El mandatario local se reunirá con funcionarios de Nación y de Provincia para pedir auxilio financiero.

Las cuentas en el municipio de Moreno no cierran. El intendente local, el kirchnerista Walter Festa, pidió auxilio a Nación y Provincia para afrontar el pago de los sueldos de los municipales.

Más de cinco mil empleados de la comuna cobraron de agosto sólo $ 7.500 e hizo estallar el descontento de los trabajadores quienes en los últimos días instalaron una carpa frente a la sede del municipio en rechazo al pago desdoblado.

A punto de arrancar el segundo tramo de campaña electoral, la gestión de uno de los intendentes que más votos le aportó a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se convirtió en objeto de críticas.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales y candidato a concejal por Unidad Ciudadana, Marcelo Cosme, advirtió que el pago desdoblado del salario es un mecanismo que ya se practicó en otras oportunidades durante esta gestión y que "impide a los municipales llevar el plato de comida a la mesa de sus hijos".

En respuesta al reclamo gremial, Festa reconoció que "el descontento de los trabajadores municipales es legítimo” porque “ellos cumplen con su tarea habitualmente y solo cobraron una parte de su sueldo". El propio jefe comunal consignó que "son 5.100 empleados municipales los que cobraron solo 7.500 pesos de su sueldo" y agregó que esta semana espera reunirse con funcionarios de los gobiernos nacional y provincial.

La situación de Festa al frente de Moreno no es la deseable. Sin embargo, hace poco más de dos semanas se vanaglorió de una visita internacional en sus oficinas. El jefe comunal recibió en su despacho de Moreno a Íñigo Errejón, segundo de Podemos, el ascendente partido de izquierda español nacido al calor de los indignados.

El intendente K le abrió las puertas al dirigente europeo invitándolo a compartir "la situación del municipio". Claro que sin hacer referencia a la ajustada situación económica del municipio.

En esa oportunidad, Festa comentó a través de sus redes sociales que junto al dirigente madrileño coincidieron en "la importancia de llevar adelante procesos de construcción política en favor del pueblo trabajador".

Por lo pronto, al intendente K no le alcanza la billetera para favorecer a los municipales de Moreno y debe pedir auxilio a Macri y Vidal. Por lo pronto, según adelantaron fuentes municipales, Festa se reuniría con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, para tratar la crítica situación de las finanzas municipales.

Comentarios