La Iglesia lamentó la muerte del mapuche y pidió "diálogo"

Religión | 27/11/2017

El obispado de Bariloche expresó hoy su pesar por la muerte de Rafael Nahuel, el joven de la comunidad Lafken Winkul, que murió el fin de semana en la zona que rodea al lago Mascardi en el marco de un operativo de desalojo realizado por la Prefectura y ordenado por el juez federal Gustavo Villanueva, en circunstancias que están siendo investigadas. 

En ese marco, remarcó que "la primera víctima de la violencia es la paz y la concordia entre las personas" y, en este caso concreto, "el sagrado derecho a la vida y la integridad de las personas", y expresó la convicción de que el camino es "el diálogo", como "constructor de puentes".

Así lo hizo a través de un comunicado de prensa difundido este mediodía, en el que, además, subrayó que "ningún tipo de violencia, ni en los reclamos ni en la respuesta a los mismos, es nunca, ni lo será, una solución, sino un agravamiento de los conflictos existentes". 

"Lamentamos profundamente la muerte de Rafael Nahuel de la comunidad Lafken Winkul, por lo que sabemos hasta ahora, fruto del accionar de las Fuerzas Federales en un operativo ordenado y supervisado por el juzgado federal de Bariloche", dice el comunicado que difundió hoy el obispado de Bariloche, a cargo de Juan José Chaparro Stivanello.

El obispado se solidarizó con "el dolor de los familiares" y lamentó también "los heridos de bala" que también dejó este enfrentamiento.

"Creemos en el diálogo como constructor de puentes, que acerca posiciones, permite el mutuo conocimiento y la comprensión de las diversas posturas", dijo el obispado de Bariloche en su comunicado.

El último jueves, fuerzas federales de seguridad desalojaron un predio que desde septiembre pasado mantenían ocupado un grupo de familias mapuches en la zona del Lago Marcardi, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. 

En tanto, el sábado último, en el marco de nuevo operativo realizado en la zona por Prefectura por orden del juez federal Gustavo Villanueva, se produjo el hecho en el que resultó muerto el joven mapuche Rafael Nahuel y otras dos personas resultaron heridas, que las fuerzas de seguridad definieron como "un enfrentamiento" mientras que, desde la comunidad, aseguraron que se trató de una "represión".