Gobierno insiste con ponerle un techo a las negociaciones paritarias

Gobierno insiste con ponerle un techo a las negociaciones paritarias
Sindical | 26/01/2018

Francisco Cabrera consideró que las discusiones "deberían estar alrededor del 15%" porque "ésa es la meta de inflación". No obstante, aclaró que "las negociaciones salariales se hacen entre privados".

La discusión por los acuerdos paritarios de este año comienza a calentar motores. En los últimos días las negociaciones salariales coparon la agenda política en medio de un entredicho entre las intenciones del Gobierno de ponerle un límite a los aumentos salariales y los gremios que exigen “paritarias libres”.

Por lo pronto, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, consideró que las discusiones paritarias "deberían estar alrededor del 15%", porque "ésa es la meta de inflación" que el Gobierno piensa "cumplir", aunque recalcó que se trata de negociaciones que se realizan "por sector" y "entre privados".

En declaraciones formuladas a radio El Mundo desde la ciudad suiza de Davos, donde permanece para asistir a una reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, desde allí, viajar la semana próxima a Bruselas, Cabrera sostuvo que "las paritarias deberían estar alrededor del 15%, que es la meta de inflación que pensamos cumplir".

No obstante, aclaró que "las negociaciones salariales se hacen entre privados" y remarcó que "no es lo mismo en un sector de altísima productividad que en otro con bajísima productividad". Con ese argumento, consideró "un error" hablar de las discusiones paritarias "en términos generales y no hablar de sectores".

En ese sentido, los primeros en encender las alarmas fueron los docentes de Provincia quienes anticiparon su rechazo a una suba salarial del 15% al considerar sería "algo irrisorio" porque significaría "un sueldo a la baja".

Al ser consultado sobre este rechazo, el propio Cabrera insistió con su confianza en que se logrará "cumplir con esa meta de inflación". Por el momento ninguna negociación parece estar cerrada, pero ya se percibe las discusiones por el techo se convertirán en un tema prioritario a resolver por el Gobierno.