Fuego amigo: en Cambiemos reclaman "institucionalizar el debate interno"

Fuego amigo: en Cambiemos reclaman
Política | 12/01/2018

Luis Naidenoff pidió una mayor coordinación con los temas que busca impulsar la Casa Rosada. “La coalición sólo funciona cuando se aceita su trabajo en el Parlamento", dijo el jefe del bloque oficialista en el Senado.

El traumático final de año parlamentario dejó algunas huellas en el oficialismo. Si bien las leyes impulsadas por el Gobierno vieron la luz, a la distancia algunos legisladores de Cambiemos comienzan a reclamar algo más de organización interna.

El primero en asomar la cabeza fue el radical Luis Naidenoff, nada menos que el jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara de Senadores. El formoseño exigió "institucionalizar el debate interno" en el oficialismo y agregó que "la coalición sólo funciona cuando se aceita su trabajo en el Parlamento".

Durante una entrevista con Télam, el senador destacó que “la fortaleza parlamentaria del radicalismo en Cambiemos debe generar un salto de calidad para fortalecer a la coalición", afirmó. En ese sentido, el propio Naidenoff llamó a articular acciones con el Poder Ejecutivo: "Si bien las decisiones del Gobierno las ejecuta el Presidente, las tres fuerzas que componen la coalición deben discutir las estrategias en la mesa".

Al respecto, Naidenoff vaticinó que 2018 "va a ser un año donde se va a poner en valor la capacidad de la dirigencia política de la Argentina para consolidar instrumentos que garanticen una Argentina con fortalecimiento institucional a partir del diálogo para que un gobierno que no tiene mayorías pueda acordar leyes fundamentales".

"Por otro lado, todas las fuerzas políticas deben dar el debate para avanzar con reformas pendientes que den el salto de calidad que la Argentina necesita. Debemos tener madurez política, entendimiento y acuerdos", aseveró.

En ese sentido, el senador radical enfatizó que "la reforma laboral necesariamente debe tratarse" y opinó que su debate "requiere, como paso previo, la participación de los trabajadores". "No hay reforma que pueda prosperar sin el aval de la CGT", pronosticó Naidenoff.

El proyecto de reforma laboral está en el Senado, pero no fue debatido el año pasado porque la central obrera no dio su aval explícito en el Congreso, y porque un sector, encabezado por la familia del líder camionero Hugo Moyano, deslizó sospechas de corrupción sobre los legisladores.