“Estoy anonadada”, aseguró la abogada de Cristina Kirchner

“Estoy anonadada”, aseguró la abogada de Cristina Kirchner
Política | 07/12/2017

La defensora de la líder de Unidad Ciudadana indicó que “no hay ninguna condición para que se hayan dictado estas prisiones preventivas”, comparó lo sucedido con épocas de la dictadura militar y criticó el accionar del juez Bonadio.   

Graciana Peñafort, abogada de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y del ex canciller Héctor Timerman, dijo estar “anonadada” ante las detenciones de Carlos Zannini y Luis D'Elia y el procesamiento de sus defendidos en el marco de la denuncia por encubrimiento del fallecido fiscal Alberto Nisman por encubrimiento del atentado a la AMIA.

“Estoy anonadada. Estoy en guardia sin saber si han procesado a mis clientes y en qué condiciones”, sostuvo en declaraciones radiales. “No nos notificaron”, agregó la letrada.

“Fueron a detener a una persona a las 2 de la mañana. Hacía rato que no se veía esto. Es muy grave”, remarcó a través de su cuenta de Twitter y añadió que “es una clara medida de hostigamiento”.

“Zannini, Timerman y Cristina han estado siempre a derecho”, los defendió. “No hay ninguna condición para que se hayan dictado estas prisiones preventivas”, deslizó y definió lo sucedido como “una noche de barbarie”.

Asimismo, Peñafort comparó lo sucedido con épocas de la dictadura militar de 1976: “Me acuerdo las historias de los bogas de los 70 sobre detenciones nocturnas...nunca pensé que me iba a tocar estar una noche en vela así”, publicó.

Por último, criticó el accionar del juez de la causa. “A mí de Bonadio no me sorprende nada, como muchos son niveles de espanto. Díganme qué condiciones preventivas hay en estos casos, son personas públicas en que base a dictado la preventiva”.

“Yo creo que Bonadio no tiene ningún elemento para avanzar con esta causa, en la causa no hay delito”, sostuvo y completó que los ex funcionarios detenidos son “presos políticos” porque “no se verifican ninguna condición para dictar la preventiva, y menos la detención así sorpresiva en la madrugada”.