Dura acusación del abogado de "Caballo" Suárez a la Justicia: "Hay una pena de muerte justificada"

Dura acusación del abogado de
Sindical | 05/01/2018

“En las condiciones de salud en las que se encuentra no puede estar ni en Marcos Paz ni en Ezeiza”, lanzó Carlos Broitman. El juez federal Sergio Torres rechazó un pedido de internación urgente para el ex titular del SOMU.

El abogado de Omar "Caballo" Suárez, actualmente bajo prisión domiciliaria, aseguró que su defendido está virtualmente condenado a "pena de muerte" por la Justicia a raíz de la negativa a concederle permiso para permanecer internado a fin de ser sometido a estudios médicos.

"Hay como una pena de muerte justificada; él en las condiciones de salud en las que se encuentra no puede estar ni en Marcos Paz ni en Ezeiza", aseveró Carlos Broitman en declaraciones formuladas a radio La Red.

Los dichos del letrado llegan luego de que el juez federal Sergio Torres rechazara un pedido de internación urgente para realizarle estudios al ex titular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

En este sentido, Broitman insistió con que el detenido dirigente sindical "tiene una enfermedad de base muy compleja y todas las interconsultas dicen que tienen que estar cerca de un centro de alta complejidad porque tiene entre un 70 y 80 por ciento de posibilidad de un cuadro neurológico o cardiológico".

De hecho, indicó que, merced a "un ACV que tuvo en el 2016" mientras se encontraba detenido "tuvo secuelas graves, como la pérdida de visión del ojo izquierdo en un 98 por ciento, pérdida de la audición del oído izquierdo y trastornos en la movilidad".

En ese marco, el abogado de "Caballo" Suárez reiteró que, en caso de que la Justicia disponga el regreso a la cárcel de su defendido, si llegara a producirse un nuevo cuadro neurológico o cardiológico "no llegaría vivo" a un centro de alta complejidad. "Ni en Ezeiza ni en Marcos Paz va a llegar vivo", dijo el letrado.

En ese marco, Broitman hizo referencia a un "particular enseñamiento" en el hecho de de "ni siquiera autorizar un traslado al hospital del penal de Ezeiza". "El Sistema Penitenciario Federal para detenidos es muy perverso, en un 60 por ciento, y, en un 40 por ciento, está particularmente ensañado", aseveró el abogado.