Cristina volvió a denunciar una persecución en su contra y apuntó contra la “doble vara” judicial

Cristina volvió a denunciar una persecución en su contra y apuntó contra la “doble vara” judicial
Sociedad | 09/11/2017

La senadora electa presentó un escrito ante el juez Ercolini quien la acusa por lavado de activos y sostuvo que "la acusación ingresa en el terreno del ridículo". Fuertes críticas de la ex presidente a los “operadores judiciales”.

Cristina Fernández de Kirchner presentó este jueves un escrtio ante la Justicia en la investigación que se le sigue por supuesto lavado de activos en su sociedad Hotesur. En su presentación al juez Julián Ercolini la senadora electa por la provincia de Buenos Aires disparó con dureza contra la “doble vara” judicial y apuntó a los “operadores judiciales”.

Como no podía ser de otra forma, la ex mandataria aprovechó la oportunidad para criticar con dureza al presidente Mauricio Macri. En ese contexto, Crisitna exigió ser sobreseída de los cargos por lavado de activos.

En un escrito de 62 carillas que dejó ante el juez federal, la ex mandataria aludió a "la doble vara que utilizan ahora los operadores judiciales que en el caso de las investigaciones llevadas a cabo respecto de funcionarios del actual Gobierno, imputados por manejar fondos en paraísos fiscales o mover sumas millonarias a través de la banca offshore, son cerradas con una velocidad increíble".

También se quejó porque "al propio tiempo, nada se imputa ni se cuestiona respecto del hermano del Presidente Mauricio Macri, quien acaba de blanquear una suma de casi cuarenta millones de dólares de procedencia ilícita (algo así como diez veces el valor del hotel Alto Calafate), quebrantándose una ley sancionada por el Congreso de la Nación".

"En este contexto, soy consciente de que las explicaciones que serán brindadas por mi parte en esta causa no serán siquiera mínimamente consideradas y que la suerte de esta instrucción ya ha sido decidida hace mucho tiempo", agregó Cristina.

En cuanto a la sociedad Hotesur, la causa en la que está imputada junto a sus hijos por lavado de activos a través de la actividad hotelera y por la que asistió esta mañana a una nueva indagatoria, la ex presidenta sostuvo que "la acusación ingresa en el terreno del ridículo".

"Son tantas y tan groseras las mentiras que se han dicho, que la acusación ingresa en el terreno del ridículo (del que no se regresa) afirmándose, entre otras cosas, que se buscó obtener dinero efectivo para adquirir los hoteles que luego fueron alquilados con la compra previa de departamentos, en vez de su venta", advirtió.

En su defensa, la ex presidenta sostuvo que todas las operaciones quedaron registradas en los libros contables de Hotesur SA y fueron bancarizadas. Las pruebas "corroboran la manifiesta falsedad de la acusación y la ausencia de delito", dice el escrito, por lo cual la ex presidenta pidió el sobreseimiento.