Córdoba: intendente radical en guerra con sindicatos locales

Córdoba: intendente radical en guerra con sindicatos locales
Sindical | 28/07/2017

Ramón Mestre decidió jubilar por decreto al líder de los municipales Rubén Daniele y estalló el escándalo. El gremialista anticipó que continuará como secretario general del Suoem hasta que el final del mandato del jefe comunal. El antecedente de los choferes de colectivos.

En la ciudad de Córdoba se desató un nuevo capítulo de la guerra entre el intendente Ramón Mestre y sindicatos locales luego que el jefe comunal decidiera jubilar por decreto a Rubén Daniele, titular del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem). Vale recordar que Mestre despidió a más de 180 choferes luego de la huelga de transporte que paralizó la ciudad mediterránea.

Desde la comuna indicaron que se trata de una decisión "netamente administrativa" escudándose en el hecho de que Daniele cuenta con los aportes necesarios para jubilarse al tiempo que cumple con la edad para hacerlo. El decreto con la firma de Mestre establece que a partir del 2 de enero próximo "se producirá la baja" de Daniele, por lo tanto el sindicalista no podrá presentarse para un nuevo mandato en las elecciones de octubre próximo y por lo tanto culminará su mandato al frente del Suoem el año próximo.

Como era de esperarse, Daniele no se quedó callado y aseguró que "no es competencia del intendente" jubilarlo. En diálogo con Cadena 3 el dirigente de los municipales aclaró que "la facultad (para jubilarlo) la tiene la Caja de Jubilaciones" y desafió a Mestre a que "saque 20 decretos".

En ese contexto, Daniele aseguró que continuará al frente del Suoem más allá de la gestión de Mestre al frente de la comuna: "Se irá el 10 de diciembre de 2019 y yo seguiré como secretario general".

Lo cierto es que la pelea entre el intendente Mestre y los sindicatos locales no es nueva. El jefe comunal castigó con más de 180 cesantías a choferes de colectivos luego del paro de nueve días que paralizó el transporte en la capital provincial. Por lo pronto, es de esperarse que la batalla entre el radical y los sindicatos sigan siendo noticias durante los próximos meses.