De cara al 2019, Macri ya se muestra en histórico redil peronista

De cara al 2019, Macri ya se muestra en histórico redil peronista
Política | 22/11/2017

El Presidente estuvo en La Rioja donde compartió su visita con el gobernador peronista Sergio Casas. Con el objetivo de conquistar la provincia, de la comitiva participaron dos riojanos que despuntan como rivales de la interna amarilla.

En política, la campaña no se abandona nunca. Bien parece haberlo entendido el presidente Mauricio Macri, quien como parte de su sueño de pintar todo el país de amarillo viajó hasta La Rioja, histórico redil peronista. El propio gobernador Sergio Casas acompañó al mandatario durante su visita en la provincia.

El mandatario recorrió obras de hábitat en el Barrio 4 de Junio, en la capital provincial y luego visitó el Parque Solar Fotovoltaico en la localidad de Nonogasta. Allí, Macri destacó las "obras que se realizan en todo el país con carácter federal", y subrayó que generan "nuevos puestos de trabajo" y permiten que Argentina se siga "desarrollando con nuevas tecnologías".

Más allá de su recorrida con “agenda verde”, los movimientos del mandatario comienzan a darle forma a la estrategia trazada desde la Casa Rosada para que en 2019 la ola amarilla arrase en todo el país, llevándose puesto también en el bastión menemista.

Vale recordar que en las últimas elecciones el radical Julio Martínez obtuvo una histórica victoria al derrotar al inoxidable Carlos Menem en la categoría de senador, dando vuelta el resultado de las PASO por unos 8 puntos de ventaja.

Envalentonado por el triunfo, al victorioso Martínez se lo pudo ver muy sonriente junto al Presidente durante las recorridas por la provincia cuyana. Como parte de la comitiva que viajó desde Buenos Aires también estuvo Alberto Paredes Urquiza, la flamante pata peronista que Cambiemos incorporó a la mesa en La Rioja.

El intendente de la ciudad de La Rioja aterrizó en el planeta amarillo de la mano del ministro Rogelio Frigerio tras romper con el triunvirato conformado por Casas, Beder Herrera y Menem.

No son pocos los que ya vislumbran una batalla interna entre el radical Martínez y el peronista Paredes Urquiza para obtener la bendición de Macri de cara a la pelea por la gobernación en 2019.