Balance “altamente positivo” de la primera semana de debate sobre el aborto

Balance “altamente positivo” de la primera semana de debate sobre el aborto
Política | 16/04/2018

Desde el oficialismo destacaron el respeto de la discusión.

Daniel Lipovetzky calificó de “altamente positiva” la primera semana de debate en torno a la despenalización del aborto y destacó el “profundo respeto institucional con el que se dio la discusión” que comenzó el martes pasado en la cámara baja a nivel de comisión.

“Tuvimos una discusión respetuosa y altamente positiva en este primer tramo del debate. Muy relevantes las exposiciones y con ánimo de tener información. Se cumplió altamente con el objetivo”, remarcó. 

Y añadió: “tenemos una gran responsabilidad de demostrar que podemos debatir un tema en forma seria y respetuosa, después de lo que ocurrió en diciembre con la reforma previsional”.

“Antes de empezar el debate nos hubiéramos imaginado que iba a ser una discusión a los gritos, con escándalos y confrontación pero fue todo muy ordenado y respetuoso y eso es altamente positivo”, sostuvo.

En la primera semana de debate, expusieron en dos extensas jornadas cerca de un centenar de invitados a favor y en contra de los proyectos para legalizar la interrupción del embarazo a partir de la semana 14, entre ellos dirigentes políticos, escritores, artistas, juristas, constitucionalistas, médicos, psicólogos y hasta testimonios en primera persona, entre otros invitados propuestos por los diputados.

Asimismo, Lipovetzky confirmó que este martes cuando se retome el debate comenzarán a exponer los referentes y especialistas que están en contra de la propuesta, a diferencia de la primera semana que lo habían hecho por la tarde, mientras que en el segundo tramo del día ahora lo harán los que están a favor de la despenalización.

En tanto, el próximo jueves “se intercalarán los expositores a favor y en contra pero con un eje temático”, dijo Lipovetzky y explicó que “podría ser en torno a los especialistas en Salud para poder tener posiciones confrontadas pero sobre un tema específico”. “Esto va a permitir saldar ese debate de manera más organizada aunque ésto no sea siempre posible con otros ejes”, mencionó.

Consultado en torno a la ausencia de varios legisladores, sobre todo en la audiencia del jueves pasado, Lipovetzky admitió que le “sorprendió” teniendo en cuenta la expectativa que generó el tema tanto en la sociedad como en la dirigencia política, pero minimizó esa situación y sostuvo que se trata “solo de un dato”.

En torno a la duración del debate, que se podría extender hasta mediados de mayo, ratificó que “no se pueden acortar los tiempos. Nosotros no tenemos la facultad de cortarle la voz a nadie, por eso vamos a escuchar a todos y a cada uno”.

Hasta el momento, el resultado final de la votación prevista para junio es una incógnita y de hecho, los impulsores de la despenalización del aborto aún no tienen garantizado un dictamen de mayoría en el plenario de comisiones de Legislación General, Salud Pública, Familia y Legislación Penal, ni tampoco tienen los votos para asegurar la aprobación de esta propuesta en el recinto.

Además del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) de la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito, se presentaron una decena de proyectos que van más allá de ese texto en cuanto a las obligaciones del Estado e incluso uno de ellos, recientemente presentado por el propio Lipovetzky, habilita a los médicos a tener el derecho de “ejercer la objeción de conciencia para intervenir en los procedimientos de interrupción del embarazo”.