A 21 años de su asesinato, recordaron a José Luis Cabezas en todo el país

A 21 años de su asesinato, recordaron a José Luis Cabezas en todo el país
Sociedad | 26/01/2018

La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina, familiares, compañeros de redacción y el periodista Gabriel Michi brindaron sentidos homenajes en memoria del fotógrafo. 

La ciudad balnearia de Pinamar, donde ocurrió hace 21 años el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas, fue escenario este jueves 25 de enero de dos multitudinarios actos en su homenaje, uno por la mañana, donde se plantó un árbol junto al monolito que lo recuerda, y otro a la noche, con la movilización de vecinos y reporteros gráficos.

Asimismo, hubo homenajes en la redacción del diario Perfil -medio gráfico para el cual trabajó Cabezas-, en la entrada de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra) -a la que pertenecía el fotógrafo asesinado en 1997-, y actos similares en todo el país.

Gladys Cabezas, hermana de José Luis, dijo que la familia “no baja los brazos, lo extraña y lo sigue recordando”, aunque judicialmente “no hay nada por hacer”.

“Por más que exista, la Ley de la Víctima no es retroactiva. Hoy quienes nos acompañaron nos siguen demostrando que la Justicia la hacemos nosotros homenajeando y recordando a la gente de bien”, explicó.

Y agregó: “yo en particular me sumo y apoyo a todas aquellas personas que han sufrido pérdidas como la mía; es una forma de rendir homenaje a mi hermano, víctima de este crimen atroz y no pensar tanto en que todos sus asesinos están en libertad y sin haber cumplido condena alguna”, remarcó.

Por otra parte, el periodista Gabriel Michi, quién compartió la cobertura de la temporada en Pinamar con Cabezas aquel año trágico, lo recordó en la redacción del diario Perfil y a través de una carta que publicó en sus redes sociales: “así llegó la famosa foto de Alfredo Yabrán, la más buscada por todo el periodismo. Y, un año después, la barbarie. El peor crimen contra la Libertad de Expresión en la democracia argentina”, mencionó.

“Aquel 25 de enero de 1997 a una familia, los Cabezas, le arrebataron a un padre, un esposo, un hijo, un hermano... Les arrebataron los sueños. La felicidad. La complitud”, añadió.

“A mí me llevaron a mi coequiper, a mi compañero y amigo, a ese ‘chabón bravo’ con el que me peleaba y me divertía; con el que un simple guiño alcanzaba para saber lo que teníamos que hacer profesionalmente, aún asumiendo riesgos. Al que prefiero recordar con estas fotos de momentos compartidos”, afirmó Michi.

“Y a la Argentina toda le robaron el sueño de que un periodismo comprometido puede hacerse sin que el precio sea la propia vida”, escribió el periodista.

Y completó: “quizás por eso, José Luis fue Cabezas, el fotógrafo que se convirtió en el símbolo. Se transformó en una imagen conocida por todos, en afiches, monumentos, calles, aulas magnas, cátedras y todo tributo que uno se imagine y que él nunca hubiese imaginado. Pero para mí y para todos los que lo conocimos y quisimos a José Luis fue esa persona enorme y terca, ese profesional fuera de molde. Ese compañero entrañable”.

El Día del Reportero Gráfico se celebra todos los 25 de enero en homenaje a Cabezas y por ello lo recordaron en la sede central de Argra, como también en varias filiales del interior del país. 

En Rosario, la institución declaró: “este 25 de enero nos comprometemos a continuar luchando para que siempre se levanten las cámaras, los teléfonos, todos nuestros instrumentos de trabajo y nuestras existencias, para unirnos en ese grito que resume la integridad y la decisión de profundizar el camino recorrido”

En tanto, en Neuquén, Juan José Thomes, referente de Argra en la provincia, dijo que se cumple “un año más en que nos resistimos a olvidar a José Luis Cabezas, porque queremos que no pasen más estas cosas. No queremos más Cabezas en la sociedad argentina”.

El reportero gráfico -además- denunció que “los periodistas estamos siendo víctimas de despidos”, y agregó que “siempre el trabajador es el primer lugar de ajuste para un empresario. Sin embargo, el trabajador es su mejor capital”.