Arancedo: “Nos hemos acostumbrado a una cultura del enfrentamiento”

Arancedo: “Nos hemos acostumbrado a una cultura del enfrentamiento”
Religión | 02/05/2017

El arzobispo de Santa Fe y presidente del Episcopado dio inicio a la 113° Asamblea Plenaria de obispos que hasta el próximo sábado 6 debatirá sobre diversos temas. 

El arzobispo José María Arancedo dio inicio a la 113° asamblea plenaria de obispos con una misa celebrada en la casa de retiros El Cenáculo- La Montonera que la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) posee en la localidad bonaerense de Pilar. Ante un centenar de obispos de todo el país, el arzobispo santafesino pidió que cada uno sepa “mirar con ojos de fe, compromiso y esperanza la realidad que vivimos en lo concreto de nuestra amada Patria” al tiempo que reconoció que nos hemos acostumbrado a una cultura del enfrentamiento, la violencia y la anomia que nos debilita como nación”. 

Transitando sus últimos meses como presidente del Episcopado -ya que en noviembre se elegirá su sucesor-, monseñor Arancedo  citó la primera exhortación apostólica de Francisco para pedir “una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro, la búsqueda de consensos y acuerdos, pero sin separarlos de la preocupación por una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones”. Precisamente los obispos tendrán un espacio inédito para escuchar el testimonio de algunos familiares de personas que fueron perseguidos durante la última dictadura militar, en un gesto que busca ratificar el compromiso de la Iglesia con el esclarecimiento de hechos en los que algunos de sus miembros se vieron involucrados.

Con un perfil conciliador y dialoguista, Arancedo hizo un llamado especial a la clase dirigente para que ponga especial énfasis en “cuidar y ejercer sus funciones al servicio del bien común” a la vez que hizo un llamado para que toda la Iglesia sea capaz de “promover una cultura del encuentro y fortalecer lazos de amistad social, como de privilegiar el cuidado y la atención de los más necesitados no es una estrategia, sino un compromiso.”