Allanamiento en SMATA por supuesto faltante de $ 300 M reaviva interna sindical

Allanamiento en SMATA por supuesto faltante de $ 300 M reaviva interna sindical
Sindical | 19/09/2017

Un juez requisó la sede de los mecánicos tras denuncia por fondos de la obra social del gremio. La jugada despertó “guerra fría” entre el jefe del sindicato, Ricardo Pignanelli, y el diputado Oscar Romero, quien quiere convertirse en nuevo titular de SMATA.

La sede central del gremio de mecánicos (SMATA) fue allanada por orden del juez federal de Junín Héctor Plou la Justicia en el marco de una causa en la que se investiga un supuesto faltante de $ 300 millones en la obra social del sindicato.

De acuerdo a las informaciones la denuncia fue realizada hace varios meses por Alberto Fiori, uno de los tes revisores de cuentas del sindicato y un dirigente del riñón de Oscar Romero, diputado nacional y secretario de Relaciones Institucionales de SMATA. Antes de recurrir a los tribunales, Fiori había pedido la información a Pignanelli, quien no dio respuesta a su solicitud.

El allanamiento de la Justicia no hace más que despertar un secreto a voces, la pelea interna entre el jefe de los mecánicos, Ricardo Pignanelli, y el mencionado legislador. Lo cierto es que la "guerra fría" entre ambos dirigentes sindicales.

La disputa interna habría comenzado por diferencias en la estrategia electoral. Tras las primarias, el jefe de los mecánimos decidió brindarle su apoyo a la ex presidente Cristina de Kirchner, al tiempo que el propio Romero se presenta como candidato por el Frente Cumplir que encabeza el ex minsitro Florencio Randazzo.

Además, no son pocos los que señalan que la pelea política esconde una feroz lucha por el control del gremio. Pues, Pignanelli desea proyectar a su hijo Sergio como su sucesor sabiendo que el propio Romero desea con ansias controlar el sindicato. Por estos días, las posiciones parecen ser irreconciliables y el allanamiento a la sede de los mecánicos es interpretado como el inicio de una disputa de largo aliento.