"Si nosotros no estuviéramos habría que volver al pasado", dijo Sabbatella

El intendente de Morón presentó ayer su partido en la ciudad y también el nuevo espacio político que conformó para las elecciones del 28 de junio.

El primer candidato a diputado provincial, Martín Sabbattela, presentó ayer en la ciudad el partido Encuentro por la Democracia y la Equidad que, junto a otras fuerzas políticas, se presentarán en las próximas elecciones del 28 de junio bajo el espacio "Nuevo Encuentro".

Acompañado por la segunda candidata Graciela Iturraspe, Sabbatella resaltó la importancia de la conformación de este nuevo espacio político que también incluye a Jorge Ceballos, y al ex-juez bahiense, Hugo Cañón.

En diálogo con LA CAPITAL, el intendente de Morón hizo una lectura de la situación política actual y explicó por qué cree que "no votarlos, es volver al pasado".

-¿Qué alternativas plantea esta nueva fuerza política?

-Es una propuesta en la que planteamos la necesidad de construir herramientas políticas nuevas, necesariamente la política tiene que renovarse. Es importante que la política vuelva a entusiasmar y a enamorar, y así recuperar el valor, la honestidad en el ejercicio de la política, una fuerza política que tenga vocación de mayoría, de gobierno, por eso también una fuerza política que pueda demostrar que no todo es lo mismo, que quiere enfrentar la cultura de la resignación, que no acepta las cosas como están. Y en este sentido creo que es una fuerza que además aglutina distintas experiencias que en su lugar demuestran que no todo es lo mismo. No es todo lo mismo cuando uno mira a Hugo Cañón en la Justicia, cuando mira a Graciela Iturraspe en la función de gremialismo, ni cuando visualiza 10 años de gestión en Morón.

-¿Sí, son lo mismo las propuestas del Frente para la Victoria o de la alianza Solá - De Narváez?

- Hoy el escenario político si nosotros no estuviéramos, lo que uno tendría que optar sería entre volver al pasado o resignarse a los límites del presente, como no queremos aceptar ninguna de esas dos cosas estamos construyendo esta herramienta nueva.

Hoy hay una oposición que intenta reciclar el viejo bipartidsmo, como la Coalición Cívica con el radicalismo; como De Narváez con Macri y Solá. Son dos coaliciones conservadoras a la derecha del sistema político, que proponen volver al pasado, retroceder y las recetas que ya fracasaron. Y un oficialismo que claramente tiene límites propios y una estructura anclada en lo viejo que le propone el PJ. Los que no queremos retroceder y tener esos límites buscamos otra cosa.

-Se percibe en la gente la necesidad de caras nuevas, pero ¿por qué cree que después esto no se refleja en el voto?

-Hay una profunda crisis de representatividad y eso es cierto. Desde el 2001 lo vivimos y sufrimos y eso no se ha solucionado porque de hecho las fuerzas políticas tradicionales no contienen esa demanda de renovación y de construir algo distinto. Cuando hablamos de las fuerzas políticas tradicionales, y soy muy crítico de esas estructuras, no estamos hablando de su historia que reivindicamos y valoramos porque una cosa es el radicalismo y el justicialismo en términos históricos, y lo que significó en la historia argentina. Sino de las estructuras ancladas en lo viejo donde cualquier colectivo los deja bien, son pragmáticas y funcionales a cualquier ideología. Pero esas estructuras claramente no demandan lo que pide la población, se votan determinadas cosas porque no surgen otras propuestas y porque no se visualiza un camino distinto. Por eso desde la experiencia nuestra de Morón queremos decir que hay otra alternativa.

Comentá la nota