"En el Norte somos todos rehenes de los piqueteros"

Los empresarios de Tartagal y San Martín piden que los jueces les aseguren la libre circulación. Aseguran que los costos en sus empresas se incrementaron.
Los comerciantes y empresarios del norte de la provincia están indignados. Trabajar para ellos es, desde hace mucho tiempo, una verdadera odisea. En lo que va del primer mes del año casi todos los días la ruta 34 estuvo cortada. La situación se presenta, para muchos, desesperante.

Miguel Francisco Esper tiene -o tenía- contratos de alquiler de máquinas y personal con varias empresas contratistas y subcontratistas de la industria de los hidrocarburos. Desde hace 45 días los contratos comenzaron a caer, consecuencia directa de la imposibilidad que las empresas tienen de llegar con su personal a las áreas operativas, todas ellas bloqueadas en forma constante por los grupos piqueteros. "Indescriptible", así calificó Esper a la situación que viven muchos empresarios de la zona.

"Es una locura, una anarquía total, un permanente atropello y una indeferencia de parte de los gobernantes y de la Justicia que indigna. Pero hay mucha gente, como yo, que cree que las cosas se tienen que resolver con el diálogo y no con la prepotencia piquetera, que si no consiguen lo que quieren te ?prepean?, te insultan, te amenazan.

Ellos saben que cuando cometen delitos los jueces no los llaman ni a declarar, aunque más no sea para salvar las apariencias", confiesa indignado el empresario.

Esper se mostró muy molesto "con la inacción de los jueces; si tienen miedo de actuar, de aplicar la ley que renuncien. No pueden seguir cobrando por un trabajo que no hacen porque ellos están para aplicar la ley, para no permitir que se vulneren nuestros derechos. Si algún político intenta bajarles línea, que lo denuncien públicamente y todos saldremos a defender al juez que cumpla con su función. En el departamento San Martín ya no se puede vivir, sólo los giles nos hemos quedado a arriesgar nuestro capital", sentenció.

El empresario, que años atrás llegó a tener 300 empleados en su empresa, relató que "los que trabajamos, los comerciantes, los empresarios, somos los únicos que estamos para cumplir las obligaciones, pero nunca para hacer valer nuestros derechos. Si nos atrasamos una semana nos llegan las intimaciones. Un flete que a cualquier lugar del país cuesta mil pesos, acá lo tenemos que pagar tres veces más porque nadie quiere venir a una zona que es tierra de nadie".

Testimonio

Gustavo Rauch Coll es vicepresidente del Centro de Empresarios de Tartagal. También es coordinador general de la Comisión de Integración del Gran Chaco.

Según su visión, "en el departamento San Martín se viven situaciones que se contraponen con la vida normal, con el orden institucional, con un principio lógico de cordura y de convivencia de cualquier región. Basta ver a la gente que tiene que esperar 10 o 12 horas en la ruta y ni qué hablar del comercio o del sector empresario.

Para qué mencionar la odisea que es llegar a Tartagal". Segun Rauch Coll, "quienes se atreven a venir hacia esta zona son unos verdaderos aventureros". El dirigente señaló que "desde el Centro de Empresarios hemos propuesto al gobernador Juan Manuel Urtubey que arbitre los medios para descomprimir la situación que se vive en la ruta 34, habilitando otras vías de comunicación".

Mosconi, tierra de nadie

El fin de semana pasado un grupo de desconocidos -de quienes no se tienen pistas- ingresaron a una vivienda que funciona como casa de huéspedes para gente carente de recursos. Los malvivientes sustrajeron elementos que habían sido acopiados para ser distribuidos entre vecinos de General Mosconi.

Allí había colchones, frazadas, toallas y vajilla; casi todo fue sustraído. Pero eso no es todo: no conformes con el daño hecho, los delincuentes destrozaron lo que quedaba del inmueble y defecaron en varias partes de la casa.

La denuncia fue formalizada por el concejal de Mosconi Darío Arias, quien al llegar a la vivienda se encontró con la lamentable escena. La casa se encuentra sobre el camino que lleva hacia una de las áreas petroleras de la zona, y la semana anterior había estado cortada por un grupo de piqueteros liderados por Mario Rearte y Eduardo Paliza.

Por este motivo el intendente de Mosconi, Isidro Ruarte, se mostró indignado por el hecho y por lo que consideró "una total impunidad que se adueñó de las personas y de sus bienes. El departamento San Martín es una anarquía total. Es tierra de nadie", señaló.

El jefe comunal relató, con relación al robo en la casa donde se acopiaban elementos para la ayuda social de la localidad, que "la semana anterior al robo el concejal Arias, a quien personalmente le pedí que permanezca en la casa el mayor tiempo que pueda, había hecho una exposición en la Policía porque Paliza cortaba justo el camino que va a los pozos y le había dicho claramente que si alguien intentaba detenerlos y reprimirlos ya iba a ver cómo quedaba la casa de huéspedes".

Comentá la nota