Se normalizó el suministro de agua.

Se regularizó la distribución, pero algunos barrios continuaban con baja presión.

Así lo afirmó el subsecretario de Servicio Públicos de la Provincia, Luis Acuña, quien hoy irá junto al ministro Jorge Tobares al lugar del corte.

Neuquén> Tras dos días sin agua en 16 barrios de la ciudad, debido a la interrupción del sistema de bombeo de Anaya-Bejarano por varios cortes de energía eléctrica, ayer por la mañana se normalizó el suministro del servicio en el Oeste neuquino.

Así lo aseguró el subsecretario de Servicios Públicos de la Provincia, Luis Acuña, quien el viernes acudió junto al ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, al corte que un grupo de vecinos llevaron adelante en las calles Novella y Rodhe, en forma de protesta.

“Tal como dijimos esa tarde, el servicio está completamente regularizado a partir de esta mañana (por ayer), hay algunas manzanas que todavía tienen baja presión pero eso se irá normalizando con el correr de las horas”, expresó Acuña.

El viernes, un grupo de vecinos del barrio Gran Neuquén Norte decidieron cortar la intersección de las calles tras una agotadora jornada de altas temperaturas acompañadas por la falta de energía y agua desde el jueves.

Los vecinos retuvieron dos camiones cisterna que se dirigían a las tomas del Oeste, con diez mil litros de agua cada uno, para abastecerse del recurso hasta que el suministro fuera repuesto.

Los funcionarios se acercaron al corte el viernes por la tarde y se comprometieron a resolver el problema y volver hoy a las 18.30 para hablar nuevamente con los vecinos.

“Allí estaremos porque fue nuestro compromiso ir a comprobar que el problema se haya solucionado. Hay que reconocer la rápida reacción del EPAS para solucionar el problema y del municipio de Neuquén para repartir bidones de agua a los barrios afectados”, dijo el funcionario provincial.

Hablar con los vecinos

El ministro Tobares se refirió al compromiso de ir al lugar para tener una visión directa de lo sucedido, «teniendo en cuenta que en algunos sectores del barrio tenían interrumpido el suministro de agua hace cuatro o cinco días y, en función de eso, nos acercamos para restablecer el servicio que pudimos comprobar».

En tanto, Acuña manifestó que las escuadrillas del EPAS estuvieron durante todo el día revisando las conexiones domiciliarias del barrio Gran Neuquén Norte. “Porque por ahí queda aire en las cañerías y hay que ajustar las válvulas para que vuelva a circular el agua”, explicó.

“La producción de agua está en marcha desde la noche del viernes, el problema es la distribución y algunas conexiones domiciliarias”, afirmó Acuña.

Los gobiernos provincial y municipal trabajaron en conjunto para llevar agua potable en camiones cisterna a los barrios desde ayer y hasta hoy en ocho camiones que circulan por los barrios del Oeste.

A la reunión del viernes con los vecinos asistieron también la secretaria de Servicios Urbanos de la municipalidad, Marta Buffolo, el subsecretario de Servicios Urbanos, José Gerez y el director Provincial de Defensa Civil, Claudio Domínguez.

Comentá la nota