Normalizan histórico loteo de Gowland

Se trata de la quinta de Yantorno, cuyo titular falleció a mitad de las operaciones de venta
• Ya se abrieron calles y se estarían vendiendo terrenos.

La inminente inauguración de la Escuela Técnica Nº 2 en Gowland, el próximo llamado a licitación para la construcción del Jardín de Infantes Nº 908, y los trabajos de urbanización que el municipio lleva a cabo en el viejo loteo de la quinta de Yantorno, marca a Gowland Agote, como un polo de atractivo inmobiliario de características únicas dignas de destacar.

Entre las vías de las estaciones de los ferrocarriles Sarmiento (Gowland) y San Martín (Agote) se levanta el barrio IES, pero al este, quedó un viejo loteo de lo que fue la quinta de Yantorno, lo que impide el progreso en esa barriada.

Historia

A mediados de la década del 60, el entonces rematador Leopoldo “Polo” Dulevich, realizó el loteo de ese vasto terreno: más de 100 terrenos con intenciones de urbanizar la zona. La inmensa mayoría de los mismos fueron adquiridos pero con facilidades. La costumbre de la época no otorgó posesión a casi nadie y todos los interesados abonaron sus cuotas religiosamente hasta pocos meses después que el titular de la quinta fallece. Muchos de los compradores temieron por ver concretado el negocio y encima de ello la esposa del titular de esos terrenos fue internada con las facultades mentales alteradas, dejando a dos hijos de escasa edad. El final fue que el proyecto habitacional quedó trunco, y la propiedad de esa tierra pasó a ser una incógnita: ni sus herederos la reclamaron para sí, ni tampoco quienes habían comenzado los trámites de compra.

Trabajos

El consejero escolar Ricardo Colombo, confirmó que ya están terminados los trámites y la confección de los pliegos para que -en el inicio de próximo año- se llame a licitación para la construcción del Jardín de Infantes Nº 908, a levantarse en la esquina de calle 507 y 510, el corazón mismo del loteo de Yantorno.

El agrimensor Oscar López, director de producción y planeamiento, explicó que el terreno donde alzará el edificio escolar, es el lote que resulta aprovechable por el municipio en virtud del espacio comunitario que debe dejar todo loteo.

Para mejorar las condiciones del lugar, la Municipalidad ya abrió la calle 507, desde 510 a 514, y se procedió al desmalezado y acondicionamiento de los terrenos adyacentes.

En algunos lotes ya se comenzó a observar construcciones, y frente al terreno donde se alzará la construcción del jardín, una inmobiliaria local tenía la promoción de la venta de, por lo menos uno de esos terrenos, después de casi 40 años de abandono.

Con la construcción del jardín, la calle abierta, varios lotes vendidos y las mejoras realizadas, el progreso al mencionado barrio no se hará esperar.

Comentá la nota