Se normaliza la circulación en Panamericana, luego del piquete de gremialistas

Una vez más, gremialistas de la empresa Kraft Foods y partidos de izquierda cortaron la circulación en ambas manos de la autopista Panamericana, a la altura de Henry Ford.
Los activistas exigen la reincorporación de trabajadores que fueron despedidos, luego de que terminara la conciliación obligatoria que había sido dictada por el Ministerio de Trabajo.

El piquete generó grandes problemas en la circulación, tal como sucedió esta mañana, cuando los mismos sindicalistas protestaron en ese lugar. Es más, por el humo que provocaron durante la primera concentración se produjo un accidente automovilístico, a algunos kilómetros de donde se encuentran ahora.

La versión de la empresa

El director de Asuntos Corporativos y Gubernamentales de Kraft Foods, Pedro López Matheu, recordó que los inconvenientes con los delegados se iniciaron el el 3 de julio, cuando "165 personas fueron despedidas" por realizar una protesta "sin fundamentos" y "violenta". "Nadie puede arrogarse el derecho de privar la libertad del prójimo y por eso se iniciaron actuaciones en la Justicia penal", esgrimió.

"Luego de eso -explicó López Matheu- comenzaron las amenazas y las intimidaciones. Intervino el Ministerio de Trabajo y volvió la normalidad hasta que ayer los despidos quedaron firmes y volvió la violencia".

El ejecutivo de Kraft Foods aclaró: "Los despidos no tienen una causa gremial, sino que son despidos fundados por los hechos de violencia" y que la situación de ahora en más está en manos de la Justicia Penal, de la Fiscalía de Talar de Pacheco y la Justicia Laboral "donde tramitan los desafueros de los delegados gremiales de la compañía".

Comentá la nota