Se normaliza actividad en el Mercado.

El Mercado Regional de La Plata operó ayer con normalidad, tras la vuelta a la actividad después de la eclosión de un conflicto gremial que lo mantuvo sin operar durante una semana. Si bien no alcanzaron a advertirse señales de desabastecimiento generalizado con tantos días con el predio paralizado se llegó a temer que las góndolas mostraran escasez de frutas y verduras.
La crisis que desató la parálisis en el Mercado se produjo a partir de un enfrentamiento interno entre los trabajadores que realizan la carga y descarga de mercadería. Un grupo que cumple la tarea desde hace muchos años y que lo hace por su cuenta, sin estar sindicalizado y cobrando en negro por cada bulto que levanta, rechaza los alcances de un convenio celebrado entre el Municipio y una empresa con la intención, según se remarcó en la Comuna, de regularizar la situación laboral de todo el personal.

El conflicto está ahora en un compás de espera; atraviesa una "tregua" que, se cree, durará una semana, durante la cual se espera que aflojen las tensiones. "Ya se empezó a trabajar normalmente -indicó Daniel Vila, secretario gremial de la UTCyDRA-. Ahora esperamos que regrese el intendente Pablo Bruera, que está haciendo de mediador en el conflicto. Nuestro planteo es que haya seguridad, que se termine con el trabajo en negro y que se inserten en el sistema".

Comentá la nota