Norma Urruty: "Es atípico inaugurar la Expo con el Intendente sentado enfrente y no en el palco"

La presidente de la Rural se mostró contenta por la cantidad de gente en la apertura del domingo. Y aseguró que los organizadores de la Expo le pidieron a José Eseverri que subiera al palco y hablara.
"Una inauguración atípica". Así calificó Norma Urruty, presidente de la Sociedad Rural y organizadora de la Expo 2009, la apertura del domingo, luego de que el intendente José Eseverri decidiera no subir al palco para hablar.

-¿Qué impresión quedó de esta apertura de la Expo?

Uno ve tanta gente y por supuesto se emociona. Es la emoción de ver que la gente acompaña y disfruta de esto que es la fiesta de la Ciudad. No importa si el campo está mal o el comercio está mal: ésta tiene que ser la fiesta de la gente de Olavarría.

¿Se resolvió que no esté o estaba invitado?

-No, no… Fue su decisión. No escuché qué le dijo a los medios pero no, no fue una imposición nuestra, de ninguna manera: fue su decisión.

-¿Estaba invitado?

-Sí, sí…Fue decisión del Intendente no subir, no hablar, bah…

-¿Qué momento están viviendo el campo y el comercio?

-Los dos están en una situación sumamente complicada. El campo en nuestro partido sumamente ganadero está en una situación sumamente difícil, donde ya tenemos un 25% de desempleo directo. Esto muestra que el productor está mal y que considera la mano de obra de sus empleados un gasto. Y esto nos preocupa. Estamos a 20 días de ver qué va a pasar con los nacimientos de la tucura y esto preocupa.

-¿El frente de reclamo se desarticuló? Porque el otro día en Saladillo se habló de cortes y asambleas que luego no se concretaron.

-El reclamo está como polarizado. Están los más intransigentes que en momentos de una calma chicha, que tampoco es calma, permanecieron en las rutas con sus carpas y otros más moderados. Y por otro estamos con un ministro de Asuntos Agrarios nuevo (Ariel Franetovich) que llamó a la concertación para la semana que viene. En ese contexto uno tiene que mantener la paz y la calma. Es una situación totalmente enrarecida en medio de un gran desánimo: es muy difícil que nos instalen el ánimo de que este Gobierno nos va a resolver algo, y que tiene una política para que el campo produzca. Todos estos años nos dijeron que el sector agropecuario era uno más, pero todos vieron lo que pasó cuando el sector agropecuario se cayó. Este país es agropecuario, y nosotros no tenemos la culpa de haber nacido en el campo o de ser productores agropecuarios.

-¿Cambia con la presencia del Intendente?

-Sí, cambia porque es un acompañamiento institucional importante, pero se vivió una situación atípica (el intendente José Eseverri no subió al palco). Y uno no está parado con la misma simpleza si tiene al Intendente parado al lado, aunque vaya a disentir con vos, que si lo tenés sentado allá enfrente… no sé. Así como uno necesita tener al papá o a la mamá en su vida, uno necesita tener un referente político por encima de uno, aunque no coincida, o si coincide.

Comentá la nota