“La norma para importar basura es inconstitucional; va a caer”

“La norma para importar basura es inconstitucional; va a caer”

Un profesor de la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables de la UNVM explicó detalladamente los alcances de la normativa publicada en el Boletín Oficial con la firma del presidente, al tiempo que proporcionó una mirada ilustrativa en materia de residuos y medio ambiente.

El docente de la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables de la Universidad Nacional de Villa María y referente de Eco-Sitio, Luis Tuninetti, quien en 2015 fue seleccionado por la Universidad Nacional Autónoma de México para ser evaluador de diferentes trabajos en el área del ambientalismo.

Luis Tuninetti, referente de la organización ambientalista Eco-Sitio, dijo ayer a El Diario que la decisión de China de dejar de importar basura es el origen de la situación que se ha planteado en el país, señaló sus peligros y brindó elementos que le permiten confiar en que el decreto presidencial quedará sin efecto.

“El artículo 41 de la Constitución Nacional tendría que ser la base de toda la política ambiental en la República Argentina; de allí debería desprenderse la legislación en la materia. Y no es lo único que no se ha tenido en cuenta al redactar el Decreto 591/2019: en el Derecho Ambiental existe el principio de progresividad, lo que implica que no se puede legislar para menos, es decir, se puede aumentar el nivel de los controles y no disminuirlos, por lo que los pedidos de inconstitucionalidad que ya se han presentado van a tener asidero; la norma dictada es inconstitucional; va a caer...”, expresó Tuninetti en el inicio de la conversación con un periodista de este medio.

El ambientalista, que es docente de la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), indicó que “el decreto presidencial está redactado de tal forma que permite múltiples interpretaciones, ya que se presenta como que endurece las posibilidades de importar basura, pero en el otro extremo permite su ingreso irrestricto”.

Refirió que, “hasta el presente, se exigía un control en la nación que originaba la basura y ahora se debería hacer acá, una vez que los containers ya llegaron a un puerto argentino”.

“No es fácil controlar cientos de containers con basura, ya que hay que desarmarlos por completo, porque no sabés lo que puede venir en el medio... Se ha comprobado que Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña han enviado a países importadores de residuos, basura peligrosa que luego les fue devuelta”, apuntó.

“Si no podemos controlar a nuestra empresas...”

El ambientalista comentó seguidamente que “si no podemos controlar actualmente a nuestras empresas que tienen potenciales desechos peligrosos, mucho más difícil va a resultar poder controlar los que nos envíen desde el exterior”.

El profesor universitario comentó que “este decreto nace de una necesidad que se les generó a algunos países el año pasado, cuando China, que era el importador de basura número uno a nivel mundial, frenó todo para fortalecer los mecanismos de reciclaje interno y terminar precisamente con los desmanejos que implica el control interno en la importación”.

“Hay ejemplos en todo el mundo, como los de muchos países africanos que en la actualidad están importando residuos electrónicos, a los que se llama ‘valorizados’ porque supuestamente van a ser reutilizados como insumos por alguna industria”, añadió.

Antecedente

Manifestó que “en nuestro país ya tenemos un antecedente que data del año 2000, cuando Australia intentó enviarnos sus residuos nucleares”.

Dijo en tan sentido que “se argumentaba que esos residuos nucleares iban a servir para la industria nuclear local, luego de haber sido tratados por el INVAP” (que debe su nombre a ser una sociedad del Estado dedicada a Investigaciones Aplicadas).

“Eso se pudo frenar y estimo que ahora va a pasar lo mismo, porque el decreto va en contra de las normas y la lógica establecidas”, añadió.

En otro pasaje de la entrevista, Tuninetti afirmó que la importación de residuos también “afectará económicamente a los recuperadores argentinos, ya que a las empresas que la reutilizan les va a convenir importar, porque quienes necesitan desecharla le ponen un precio bien bajo”.

Finalmente, se mostró de acuerdo con la iniciativa del área de Ambiente de la Municipalidad de impulsar la disminución del uso de descartables. “Lo primero debe ser la disminución de la basura que se produce y lo segundo, el reciclaje. Hay que profundizar en la separación de los residuos y fortalecer a la Cooperativa 7 de Febrero, para ir hacia los niveles de Justiniano Posse, que tiene el manejo del 70% de su basura”, concluyó.

Comentá la nota