Norcorea amenazó con atacar buques de guerra de EE.UU. y a Corea del Sur

Washington defenderá a su socio surcoreano. Desde hoy, mayor alerta militar.
Corea del Norte volvió a redoblar su apuesta bélica. Ayer, de un plumazo, anuló el armisticio que en 1953 marcó el fin de la Guerra de Corea y amenazó con atacar a su vecino del sur, al que Estados Unidos dijo ayer que defenderá. La respuesta fue inmediata y el régimen comunista aseguró que no sólo bombardeará los barcos de su vecino sino también los estadounidenses. Anoche, Corea del Sur y EE.UU. aumentaron su nivel de alerta militar. "El comando de las fuerzas conjuntas estadounidense-sudcoreano aumentó las condiciones de alerta, pasando al nivel dos", precisa un comunicado del Ministerio de Defensa surcoreano. "La vigilancia sobre Corea del Norte será reforzadas con un mayor número de aviones y de personal movilizado", agregó el portavoz del ministerio.

El ida y vuelta de declaraciones había elevado la tensión que hace tres días desató el anuncio norcoreano de su segundo ensayo nuclear, y que provocó la condena internacional. La tensión subió ayer cuando el régimen comunista de Pyongyang consideró "una declaración de guerra" la decisión anunciada el martes por Seúl de sumarse a la Iniciativa de Seguridad contra la Proliferación (PSI), según un comunicado del ejército citado por la agencia estatal KCNA. En un primer momento, el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, exhortó a reaccionar en forma "tranquila" ante las amenazas. Pero EE.UU. respondió sin medias tintas: la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró que su país honrará el compromiso de defender a Corea del Sur. Además, la Casa Blanca advirtió que las amenazas de Pyongyang sólo reforzarán su "aislamiento".

El Gobierno de Kim Jong Il contestó a través del diario Minju Joson que es "ridículo" que EE.UU. piense que va a "poner de rodillas" a su país con sanciones. "Hemos vivido con las sanciones estadounidenses durante décadas. La política hostil de EE.UU. es como intentar golpear una roca con un huevo podrido". Tras anunciar el lunes un segundo ensayo nuclear -el primero lo realizó en 2006- y recibir la condena del Consejo de Seguridad de la ONU, Corea del Norte realizó ayer un nuevo disparo de un misil de corto alcance elevando a 5 los misiles disparados por Pyongyang desde el lunes, según el ministerio surcoreano de Defensa.

Asimismo, los norcoreanos habrían reanudado también la producción de combustible nuclear en su planta de Yongbyon.Hasta ahora el gobierno de Seúl tenía estatus de observador en la PSI, lanzada en 2003 por EE.UU. y a la que ya se sumaron 90 países. La iniciativa incluye maniobras militares y autoriza a detener en alta mar barcos sospechosos de transportar material nuclear y armas de destrucción masiva. Norcorea es uno de los principales exportadores de misiles del mundo.

"El Ejército del Pueblo Coreano no se siente ligado a partir de ahora al Acuerdo de Armisticio. La península coreana volverá al estado de guerra", dijo la agencia oficial del Norte KCNA. "Cualquier acto hostil contra nuestros navíos, incluida su búsqueda y captura, será considerado una violación imperdonable de nuestra soberanía y responderemos con un contundente golpe militar". Seúl dijo que replicará "de forma severa a cualquier provocación". Washington tiene desplegados unos 28.500 soldados en el país asiático. La agencia surcoreana Yonhap afirmó, citando fuentes militares, que ya se enviaó un buque de guerra a la frontera marítima y está preparado para desplegar un portaaeronaves. Los analistas estiman poco probable que estalle una guerra, pero creen que habrá incidentes como en 1999 y en 2002.

Comentá la nota