Los nombres de Baldomero Álvarez: Morlachetti y Pascual

En la antesala de lo que será la asunción el próximo 3 de agosto al mediodía del nuevo ministro de Desarrollo Social bonaerense Baldomero Álvarez de Olivera en reemplazo de Daniel Arroyo, ya comenzaron a sonar los nombres que podrían tener un papel preponderante en su equipo, tal es el caso del sociólogo Alberto Morlachetti y la jueza de menores Marta Pascual.
En diálogo con FM CIELO, el saliente intendente de Avellaneda reconoció que "una parte sustancia de mi equipo está formado, tenemos más de 20 de años al frente de la comuna de Avellaneda, tenemos muchos profesionales, técnicos, que trabajan", al tiempo que adelantó que "voy a pedir apoyo a referentes políticos de la Provincia, a instituciones, como por ejemplo a Alberto Morlachetti y la jueza de menores Marta Pascual, que han hecho una gran tareas con los chicos".

Pese a que no definió puestos, ni mucho menos, "Cacho" Álvarez nombró a estos dos "prestigiosos" trabajadores de la minoridad en el ámbito bonaerense primero y nacional después.

El cordobés Morlachetti, tiene más de 30 años trabajando con la niñez y es fundador de la Fundación Pelota de Trapo y de la Casa del Niño de Avellaneda, y es un referente social para los vecinos de la localidad bonaerense, como para muchas otras personas y organizaciones del interior del país. No se define perteneciente a un partido pero tiene un claro juicio al hablar de la situación política.

Además, en 1987 creó el Movimiento de los Chicos del Pueblo, junto a la figura del obispo Novak, y en ese momento el padre platense Carlos Cajade, luego fallecido.

Según sus antecedentes, siempre definió a los niños como "la única materia prima no renovable y son aquellos a los que se debe cuidar, porque el futuro es hoy, y si no se cuida a la infancia se está hipotecando el crecimiento de toda la Argentina".

Por su parte, la Jueza Marta Pascual, es la titular del Juzgado de Menores N°5 de Lomas de Zamora y cuenta con una vasta experiencia en la materia de minoridad, y fue una de la tantas voces que no comulgaron con la idea del Gobernador Daniel Scioli de bajar la edad de imputabilidad de los menores, sino por crear un programa nacional para trabajar con los chicos y los adolescentes.

Asimismo, la magistrada siempre ha destacado su deseo de buscar el diálogo con el adolescente, "ya que no demuestra variedad de herramientas para comunicarse, y encima no es un tema principal en la agenda de los legisladores el crear programas para la prevención de la delincuencia juvenil, que trae acarreado además el flagelo del consumo de drogas" dijo en alguna oportunidad.

Comentá la nota